Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


Al centro: Raúl Arencibia Fajardo

RAUL ARENCIBIA FAJARDO

Nació el 30 de julio de 1963, tiene 40 años de edad y una hija. Está casado con Olga Ibarra Echevarría.
Es miembro de la Fundación Lawton de Derechos Humanos y delegado del Movimiento 24 de Febrero en Diez de Octubre. Fue detenido en la vía pública el 6 de diciembre del 2002 por agentes de la policía política cubana. Acusado por el supuesto delito de Desacato.Excarcelado marzo 7, 2003.
Condenado el 18 de marzo de 2004 a tres años de privación de libertad. Está enclaustrado en la prisión 1580, enclavada en el municipio San Miguel del Padrón, Ciudad de la Habana.
La familia vive en Avenida Acosta # 518 e/ 9na. y San Francisco, Diez de Octubre, Ciudad de la Habana. Observaciones: Ha sido detenido en varias ocasiones. Es asmático crónico. Operado de un pulmón a causa de un neumotórax. Estado de salud crítico. A nombre del pueblo cubano, de los presos de conciencia y sus familiares, agradecemos cualquier gestión que puedan hacer por la pronta liberación de este compatriota.
Compañeros de causa: Orlando Zapata Tamayo y Virgilio Marante Guelmes

ARTICULOS:

Otorgan “licencia extrapenal” a Raúl Arencibia Fajardo
Hacinado prisionero político

En critico estado de salud prisionero político y de conciencia
Carta abierta a la opinión pública
Niegan Asistencia médica a prisionero Político
Niegan atención médica a prisionero político
Tortura Psicológica contra Raúl Arencibia
Hospitalizado prisionero político
Hospitalizan a preso político
Protestan prisioneros políticos desde la prisión 1580
A personas de buena fe
Tribulaciones de un preso político en Cuba
EN PRECARIA SITUACIÓN PRISIONERO POLÍTICO
Olga Ibarra habla de su esposo preso
Grita la 1580
Raúl Arencibia Fajardo a la trituradora de humanos
Denuncia maltratos esposa de prisionero político
Todo tiene un precio

Condenan a opositores pacíficos
Vecinos dan bienvenida a disidente excarcelado
Envía prisionero político mensaje al exilio

Otorgan “licencia extrapenal” a Raúl Arencibia Fajardo
Bitácora Cubana

La Habana, 24 de Julio de 2005

Desde Cuba nos llega una breve nota mediante la cual comunican que le fue otorgada durante el pasado viernes (día 22) una licencia extrapenal a Raúl Arencibia Fajardo, miembro de la Fundación Lawton de Derechos Humanos y delegado del Movimiento 24 de Febrero en Diez de Octubre, quien se encontraba en la prisión 1580, municipio San Miguel del Padrón, Ciudad de la Habana, Cuba. Aunque la nota no especifica la razón por la cual fue otorgada dicha licencia, es fácil determinar la causa toda vez que Arencibia Fajardo es asmático crónico, ha sido operado de un pulmón a causa de un neumotórax y desde hace tiempo presentaba un estado de salud crítico.

Desde esta redacción vayan nuestros mejores deseos para una mejoría en su salud, un caluroso abrazo y un enhorabuena por su liberación.

Hacinado prisionero político
Por Silvio Herrera Núñez

7 de mayo de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero político Raúl Arencibia Fajardo, quien cumple una condena de tres años de cárcel en la penitenciaría 1580 de ciudad de La Habana, continúa en un régimen de hacinamiento, a pesar de que los facultativos recomendaron no mantenerlo en un régimen cerrado, según su esposa Olga Ibarra Echevarria.

En visita matrimonial efectuada el último día 4 de mayo, su esposa pudo constatar que continúa bajo el mismo régimen y que cada día que pasa en ese estado su salud se irá deteriorando y afirma, al respecto: “A pesar que los doctores aconsejaron que él no puede vivir encerrado, por su salud, lo mantienen así; pero, bueno, este es el castigo que le han impuesto por sus ideas a favor de los Derechos Humanos. A pesar de todo esto, su espíritu se encuentra levantado, el les envía un saludo a todos los de su causa, y un apoyo sincero y de corazón a la Asamblea para Promover la Sociedad Civil y que Dios ponga su mano para que el 20 de mayo se logre algo positivo para la nación cubana, que tanto necesita un cambio hacia la democracia”.

Arencibia Fajardo, destaca en una misiva la gran alegría y satisfacción que le causó la noticia de que la Asamblea escogiera al Dr. Oscar Elías Biscet González como miembro de honor.

En critico estado de salud prisionero político y de conciencia
Por Silvio Herrera Núñez

4 de marzo de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Raúl Arencibia Fajardo, prisionero político y de conciencia se encuentra en estado crítico de salud en la prisión 1580 de ciudad de La Habana, donde extingue una condena de 3 años.

El día 24 de febrero último, aquejado de un fuerte dolor en la parte izquierda del estómago y debido a la intensidad del mismo, reclusos llamaron al guardia carcelario, pidiendo atención médica, al dársela, la Dra. que lo atendió, le diagnosticó infección renal, sin hacerle exámenes preliminares y le dio 10 pastillas de antibiótico.

Arencibia Fajardo es alérgico a la dipirona y aspirina, lo cual comunicó, y el enfermero de guardia lo inyectó en vena con un medicamento que contenía duralgina en alto porciento, lo que le provocó una alergia que le hinchó los ojos.

Una doctora que lo vio, posteriormente, le informó que el medicamento suministrado tenía un alto porciento de duralgina, motivo por el cual se encontraba en ese estado.

Arencibia Fajardo tiene que medicarse con Ketotifeno de por vida, por su asma crónica, y el día 28 del mismo mes no le dieron esta medicina por estar vencido el certificado médico, para lo cual tendría que acudir a ver nuevamente al galeno para que se lo emita y hasta la fecha no le han resuelto el problema.

Es de significar que el enfermo tiene que tomar dos cápsulas diarias, para poder evitar el asma crónica que lo aqueja, por lo que su esposa Olga Ibarra Echevarría, teme por su vida.

Carta abierta a la opinión pública

10 de febrero de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Soy Olga Adriana Ibarra Echevarria, esposa del preso de conciencia Raúl Arencibia Fajardo, sancionado a 3 años de privación de libertad en la causa 113/2003.

Me dirijo a todas las personas que en el mundo amen la justicia y la integridad de los seres humanos, para que me den su apoyo y lograr que mi esposo reciba tratamiento médico en la cárcel 1580, en Ciudad de la Habana, donde se encuentra encarcelado.

Situación de salud de mi esposo:

Padece de asma bronquial grado III, enfisema pulmonar crónico, fue operado de neumotórax espontáneo hace más de 10 años, teniendo indicado por el médico, y de por vida, Ketotifeno 3 (tabletas diarias), aerosoles de sulfato de albuterol, y permanecer en lugares ventilados.

Desde diciembre del 2004 no le suministran el tratamiento médico en la cárcel, por lo que presenta crisis de asma frecuentes y fiebre alta, ha perdido demasiado peso corporal, sólo alivia la crisis con un spray de salbutamol, llevado de la casa. Además, la humedad y el hacinamiento en el lugar donde duerme son un agravante para su salud.

En ocasiones anteriores me he dirigido en cartas a funcionarios del gobierno cubano planteándole situaciones similares. Incluso, en diciembre del 2004 mi esposo fue hospitalizado y egresó de la sala de penados del hospital Julio Trigo en Ciudad de la Habana con este tratamiento médico. Las razones que me han dado en la cárcel es que no le dan los medicamentos a mi esposo porque su historia clínica esta extraviada.

Por todo lo anterior estoy pidiendo solidaridad para que le pidan al gobierno cubano la atención y el tratamiento médico para Raúl Arencibia Fajardo, pues ya he agotado las gestiones por los canales correspondientes sin solución al problema.

Agradeciendo de antemano sus atenciones
Olga Adriana Ibarra Echevarria
Vecina de Avenida de Acosta apartamento 4
#518 apartamento 4
entre San Francisco y 9na, Lawton ,
Ciudad de la Habana, Cuba.

Dado en Ciudad de la Habana a los 10 días del mes de febrero del 2005.

Niegan Asistencia médica a prisionero Político
Por Silvio Herrera Núñez

5 de febrero de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – Las autoridades carcelarias de la prisión de 1580, en ciudad de La Habana, niegan la atención médica al prisionero político y de conciencia Raúl Arencibia Fajardo.

El hecho ocurre de forma cotidiana desde que el reo fue dado de alta médica del hospital Julio Trigo de la capital, el mes de noviembre del pasado año. Su esposa Olga Ibarra Echevarria, a pesar de sus denuncias constantes, no ha encontrado respuestas satisfactorias por parte de las autoridades, viviendo con el temor de un desenlace fatal.

Arencibia Fajardo es asmático crónico y los medicamentos que debe tomar por prescripción facultativa, no se lo suministran ni le dejan pasar lo que su esposa le lleva al precinto.

Hay que destacar que el reo ha bajado mucho de peso y le están dando fiebres constantes.

“El gobierno de Cuba presume de ser una potencia médica y envía médicos a todas partes del mundo para brindar asistencia médica y sin embargo tienen a mi esposo encarcelado por defender los derechos humanos y en venganza le niegan la asistencia médica y los medicamentos que tiene que tomar diariamente, lo están torturando y temo por su vida”. Afirmó Ibarra Echevarria, quien lo vio muy delgado durante la visita conyugal del pasado día 31 de enero.

Niegan atención médica a prisionero político
Por Gladys Núñez Villalta

28 de enero de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero político y de conciencia Raúl Arencibia Fajardo se encuentra en estado crítico de salud, por falta de atención médica.

Arencibia Fajardo padece de enfisema pulmonar, es asmático crónico y fue operado de un pulmón hace 11 años. El tratamiento médico indicado es Ketotifeno (2 píldoras diarias), que no se lo están dando, ni tampoco el aerosol de albuterol, que debe ser 3 veces al día, según su esposa Olga Ibarra Echevarria, quien lo visitó en la prisión 1580 el día 26 de enero último.

“Ayer en la visita programada me preguntó que si le había traído Salbutamol en spray, porque se estaba ahogando. Las autoridades carcelarias no le están dando el tratamiento adecuado que lleva su enfermedad, solo está utilizando el Salbutamol que le llevo y este le hace daño, ya que le afecta el corazón. Temo por su vida, Raulito se me va ha morir en la prisión por no tener tratamiento médico”, afirmó Ibarra Echevarria a este reportero.


Gladys Núñez Villalta es la Presidenta del Frente Cívico Femenino.

Tortura Psicológica contra Raúl Arencibia

Ciudad de la Habana, 11 de Enero de 2005 -- www.adcuba.org -- El prisionero político y de conciencia Raúl Arencibia Fajardo continúa en estado crítico de salud en la penitenciaría de mayor rigor 1580 de provincia La Habana.

Arencibia Fajardo fue dado de alta médica del hospital Julio Trigo de Ciudad de La habana el año pasado con la recomendación médica que no podía vivir en lugares cerrados, ni con muchas personas. En ese momento lo trasladaron para dicho penal en compañía de unos cien reclusos.

El prisionero es asmático crónico, esta operado de un pulmón y en la actualidad tiene gripe y fiebre de hasta 40º, según pudo constatar su esposa Olga Ibarra Echevarria, quien lo visitó en el penal el día 7 de enero.

“A pesar de todo, el 22 de diciembre lo quisieron llevar a los campos de la provincia de Pinar del Río a trabajar en la agricultura, en específico, en campos de tabaco y arroz y a mi reclamo decidieron no llevarlo. Aunque mi esposo, no iba a permitir tal humillación. Yo considero que todo esto no es más que una forma de torturarlo”, afirmó Ibarra Echevarria.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Silvio Herrera Núñez director de la Biblioteca Independiente Jesus Yanes Pelletier.

Hospitalizado prisionero político
Por Ernesto Roque Cintero / UPECI.

18 de noviembre de 2004

La Habana – www.PayoLibre.com – “Está muy delicado de salud”, señaló la esposa del prisionero político Raúl Arencibia Fajardo, miembro del movimiento pro derechos humanos “24 de Febrero”, luego de una visita realizada a su cónyuge en el hospital de la Prisión Combinado del Este, donde fuera internado desde horas de la tarde del 15 de noviembre.

“El traslado de la prisión 1580 hacia el Combinado del Este fue repentino, pude enterarme por un familiar de otro preso político. Cuando me personé en el Combinado del Este me permitieron verlo por espacio de dos horas, tiene mucho dolor de cabeza, está muy delgado y las fiebres de 40 grados no se le quitan”, relató a la UPECI Olga Ibarra Echevarria.

Al decir de Echevarria los facultativos le manifestaron que a Raúl Arencibia se le realizará un chequeo médico general. “Los médicos me dijeron que no me preocupara que estaba en buenas manos y que las libras de peso corporal que había perdido, en la otra prisión allí las recuperaría”.

“Recibí un trato muy amable por parte de los médicos. –Comentó– Ahora donde se encuentra hospitalizado se puede decir que tiene otras condiciones mucho mejores, por lo menos el baño tiene las condiciones higiénicas necesarias”.

Hasta el momento de redactar esta información se desconocían los resultados de una placa que se le realizara a los pulmones días pasados.

Arencibia fajardo cumple una sanción de tres años de privación de libertad por los presuntos delitos de Desacato, desorden público y resistencia y podría ser reconocido a fines de año, según se pudo conocer, como prisionero de conciencia. Estatus que otorga Amnistía Internacional a reos cuyos delitos sean de conciencia, sin ejercer violencia alguna.

Hospitalizan a preso político

LA HABANA, 17 de noviembre (Juan Carlos Linares / www.cubanet.org) - El activista de derechos humanos Raúl Arencibia Fajardo, de 41 años, quien cumple una sanción de tres años por el supuesto delito de desorden público, fue trasladado de la prisión 1580 a una sala de cuidados médicos del Combinado del Este.

La esposa del encarcelado activista comentó que dicho traslado se produjo la tarde del 15 de noviembre, y que al día siguiente ella se personó en el Combinado del Este en horas de la mañana para indagar sobre el motivo de la hospitalización de su esposo. "Pude conversar desde un teléfono instalado en la puerta de la prisión con una funcionaria apedillada Sobeida, que dijo ser la jefa de orden interior. Me dijo que a Raúl lo habían ingresado para hacerle un chequeo médico porque estaba un poco delgado", declaro la esposa de Arencibia Fajardo.

El opositor pacífico lleva nueve meses en prisión. Los últimos tres meses los pasó en el destacamento 3 de la penitenciaría 1580.

En la historia clínica de Arencibia Fajardo se reflejan su padecimiento de asma bronquial, la operación de pulmón que se le practicó el 3 de mayo de 1993 en el hospital Salvador Allende, antigua Covadonga, así como una escarificación pleural. Arencibia presenta también signos de enfisema pulmonar y congestión vascular.

Protestan prisioneros políticos desde la prisión 1580
Ernesto Roque Cintero / UPECI

15 de noviembre de 2004

La Habana – www.PayoLibre.com – Carlos Miguel López Santo y Raúl Arencibia Fajardo, protestan en solidaridad con el también prisionero político José Enrique Santana Carreira desde la prisión 1580, por las presiones y chantajes de la Seguridad del Estado, quienes condicionan la libertad de Carreira, según se pudo conocer en carta enviada a este reportero.

“Protestamos contra estas medidas crueles y degradantes, en contra de nuestro hermano de lucha, a quien además se le niegan todos los beneficios que se señalan en sus propios planes reeducativos”, señalan en una parte de la misiva fechada el 22 de octubre. “Protestamos contra todas las resoluciones, métodos, imposiciones y fuerzas que ejercen contra todo el presidio político cubano”.

En otra parte de la misiva Miguel López señala: “No he aceptado nada de lo que me han brindado en esta prisión, mi brazo lo tengo mal, al igual que mi salud, pero mi espíritu de lucha se mantiene, me sancionaron a seis meses de privación de libertad por desacato a la figura de Fidel Castro, pero como dijo un oficial de la seguridad ‘te vamos a cobrar ahora las huelgas de hambre que has realizado y los carteles que sacaste en la Iglesia de Santa Rita’, quiero comunicarle a la opinión pública nacional e internacional que me defenderé al igual que a mis hermanos con nuestros propios métodos de lucha”.

Rumores llegados desde la prisión –aun sin confirmar– señalan que López Santo se encuentra en huelga de hambre y confinado en celda de castigo, señaló Camilo Pérez Villanueva, vicepresidente del movimiento 13 de Julio, en el momento de redactar esta información.


Nota: se pudo conocer por un informe llegado a las 9:30 p.m. de hoy lunes que a Olga Ibarra le comunicaron familiares de otro reo que su esposo Raúl Arencibia Fajardo estaba siento trasladado hacia el hospital de la prisión Combinado del Este, por lo que ella decidió dirigirse hacia esa dirección para saber de él.

A personas de buena fe

La Habana – 23 de octubre de 2004 – www.PayoLibre.com

Esta Carta va dirigida a todo aquel que sienta y desee ayudar a un hermano en desgracia, pero sobre todo, a aquellas personalidades en el extranjero que han apadrinado a un preso político cubano de los de la primavera negra, como se dio en llamar a lo ocurrido en Marzo del 2003.

Cierto es que fue un acto de buena fe por parte de todos ustedes, pero el problema es que ellos no son los únicos presos políticos que tenemos en este país, hay muchos más que también necesitan de alguien que los ayude, a ellos y su familia. Tal es el caso de Raúl Arencibia Fajardo, condenado a tres años por los tribunales castristas en la causa 113 del 2003, acusado de desorden público, desobediencia y desacato.

Creo que ustedes tienen suficientes amigos y conocidos en el mundo libre donde viven que también pueden ayudar a esas personas que lo necesitan. Raúl es un hombre enfermo, operado de un pulmón y asmático crónico, alérgico a casi todo el polvo ambiental y a la humedad. En estos momentos se encuentra en una situación critica dentro del presidio producto de la mala atención medica que recibe por parte de los médicos del penal, no tiene familia alguna que se preocupe por el, solo su esposa, ama de casa y sin los recursos necesarios para atender las demandas de salud de su esposo, es la única que sostiene la moral de ese hombre encerrado injustamente por expresar sus ideas en desacuerdo con el régimen que lo oprime.

Mi intención con esta carta no es obligar a nadie a que asuma el papel de protector ni nada por el estilo, es simple y llanamente un llamado de auxilio hecho en nombre de todos los que sufren dentro de las cárceles cubanas que, si no me equivoco, son de las peores del mundo.

Para contactar con la esposa de Raúl Arencibia, Olga Ibarra, pueden llamar al teléfono 53-7-994455, la dueña del mismo se llama Gladis Linares, quien con gusto hará llegar el mensaje a su destino.
También pueden llamar al 53-7-990439, y preguntar por Fidel Lorenzo García, un servidor.

Atentamente,

Fidel Lorenzo García,
Periodista Independiente


Tribulaciones de un preso político en Cuba
Por Fidel Lorenzo García

23 de octubre de 2004

La Habana – www.PayoLibre.com – Siguen los padecimientos y penurias de Raúl Arencibia Fajardo, preso político condenado a tres años por el gobierno castrista.

Según declaraciones hechas por Raúl a su esposa Olga Ibarra, lleva más de un mes con un severo catarro producto del cual no para de toser, dolores de garganta, muchas veces insoportables por la tos, fuertes dolores de cabeza, fiebre alta y una gran pérdida de peso corporal.

Después de mucho insistir y un mes de sufrimientos, el 6 de Octubre fue conducido en un vehículo tapiado junto con 15 presos comunes al hospital del Combinado del Este (complejo carcelario de Ciudad Habana), desde la 1580, prisión donde cumple su injusta condena. Luego de hacerle una placa al pulmón, no fue posible la placa de la cabeza por faltar el fluido eléctrico. En vista de lo cual fueron llevados a un calabozo y cerrados desde horas de la mañana hasta bien entrada la tarde sin alimentos ni agua para beber.

Estas declaraciones fueron hechas por Raúl a su esposa el día 17 del presente, y hasta esa fecha no había recibido un solo medicamento de los recetados por el médico del penal el día 6 cuando fue llevado al hospital. Además, en un cambio de destacamento hecho días antes, le fueron robadas todas sus pertenencias, ropas, zapatos y medicinas. Su esposa ha tratado en varias ocasiones de llevarle alguna ropa y se ha visto imposibilitada de hacerlo, pues sólo puede ser los miércoles cuando el reeducador se encuentra en el sitio, y parece que el mismo se encuentra de vacaciones o algo parecido, pues no le ve la cara desde los sucesos del robo. Resultados: Raúl descalzo, sin ropas ni medicinas.

EN PRECARIA SITUACIÓN PRISIONERO POLÍTICO
Ernesto Roque Cintero / UPECI

25 de septiembre 2004.

La Habana - www.PayoLibre.com - El prisionero político y probable prisionero de conciencia, Raúl Arencibia Fajardo confinado en la prisión 1580, se encuentra en precaria situación, denunció desde La Habana su esposa Olga Ibarra Echevarria.

Ibarra señaló que en el día 23 del mes en curso pudo visitar a su esposo confinado en la prisión 1580, por espacio de dos horas, y denuncia que su cónyuge mantiene una tos permanente y una inasistencia médica a pesar de tener padecimientos crónicos, entre ellos tener una presilla en un pulmón. "Las condiciones infrahumanas en las que está viviendo hacen que su condena sea doble, estoy desesperada, esta muy delgado, ha bajado mucho de peso, aunque mantiene su espíritu de lucha".

Y en otra parte de sus declaraciones refiere que el reeducador lee y relee todas las cartas que este envía o recibe y que la gran mayoría son censuradas por el militar.

Arencibia Fajardo pertenece al Movimiento Pro Derechos Humanos 24 de Febrero y al Club de Amigos de los Derechos Humanos. Meses antes de su condena, creó el Proyecto Correo Solidario con el Presidio Político, el que consistía en enviar decenas de cartas en lotes a los presos políticos.

Arencibia Fajardo fue condenado a tres años de privación de libertad en juicio amañado, por los supuestos delitos de desacato, y desorden público, junto a los también disidentes Virgilio Marante Guelmes y Orlando Zapata Tamayo. Este ultimo reconocido como prisionero de conciencia por Amnistía Internacional por la misma causa.

Olga Ibarra habla de su esposo preso

Lucas Garve, Fundación por la Libertad de Expresión

LA HABANA, agosto (www.cubanet.org) - "Soy una mujer sola que enfrento todas las dificultades para darle fuerza a mi esposo", señaló en entrevista exclusiva para CUBANET de Olga Ibarra Echevarría, esposa de Raúl Arencibia Fajardo, nacido el 30 de julio de 1963, cubano, opositor, condenado a tres años de reclusión el 18 de mayo de 2004 por desorden público y resistencia. Realmente, junto a dos opositores más pidió a gritos Libertad y gritó ¡Abajo Fidel! en plena calle. Preso en la cárcel 1580

LG: Desde que condenaron a tu esposo Raúl Arencibia Fajardo, ¿cuántas veces has podido visitarlo en la prisión?

OIE: Bueno, cada 21 días tiene visita y todos los meses tiene pabellón conyugal. Así que lo he visto unas cuatro veces.

LG: ¿Cómo es el estado de salud de Raúl?

OIE: Sobre el estado de salud de Raulito, te diré, él es un hombre enfermo. Él está operado de un neumotórax y le tuvieron que poner una presilla en el pulmón. El día 12 que yo lo vi estaba con catarro y fiebre y no se le ha dado ninguna medicina, ningún médico lo ha ido a ver, ni nada. Yo he hablado varias veces con los médicos y me han dicho que sí, que él tiene todas sus medicinas, pero es mentira, no se las han dejado pasar. Incluso le llevé 48 buterol, para cuando él tuviera asma le dieran el buterol y no se lo han dado, parece que se lo cogieron porque yo he reclamado esa medicina y todavía no he tenido respuesta de si la medicina apareció y de dársela no se la dan porque yo tengo carteo con Raúl, y él me ha dicho que no, que no le han dado ninguna medicina.

LG: ¿Él está integrado a un destacamento o está en una celda aparte?

OIE: Está en un destacamento, el destacamento #3.

LG: ¿Tú has recibido ayuda del exterior para comprar los alimentos que le llevas a Raúl a la prisión y tu sostenimiento? ¿Has recibido ayuda en medicinas?

OIE: He recibido ayuda de los Plantados que me mandan una ayuda para 6 meses, no he tenido más ayuda de nadie.

LG: ¿Raúl tiene un patrocinador o alguien que se ocupe directamente de él de parte de una organización del exilio? OIE: No. Hasta ahora él no tiene ningún patrocinador, ni cuenta con ninguna ayuda de ese tipo. Déjame decirte que algunas medicinas, Gladys Linares me ha ayudado con medicinas, a él le hacen falta varias medicinas y Gladys ha sido la que ha ayudado con las medicinas.

LG: ¿Cómo es el estado de ánimo de Raúl en la cárcel? ¿Cómo se expresa, qué piensa él de la situación que atraviesa?

OIE: Bueno, él dice que no le interesa pasar tres años, hay muchos hermanos de él de oposición que sufren condenas de 10, 20, 25, y hasta 28 años de cárcel, pero cada día su salud empeora porque él es enfermo, es asmático, está operado, sufre alergias a todo, y en estos momentos no hay agua en la prisión y por la noche es cuando le dan un poquito de agua, lo que influye en él, porque es un enfermo, un asmático, él no puede estar en eso.

LG: En su convivencia en la prisión junto a presos comunes en el destacamento, ¿él ha enfrentado problemas con otros presos?

OIE: Él tuvo un problema y lo pasaron para la 13, cuando yo supe que lo habían pasado para esa compañía donde hay elementos de alta peligrosidad, me dirigí al control penal y me dijeron que no, que cómo lo iban a pasar para esa compañía de presos con largas condenas, que el caso de él era primario, solamente tres años, y que no tenía que estar ahí. Déjame decirte que ahí le robaron todas las pertenencias y unas medicinas que yo logré pasarle. Un preso común de otra compañía, de la 14, le dijo que lo iban a apuñalear.

LG: Hasta ahora, ¿has recibido visitas o amenazas de cierta forma por parte de la Seguridad del Estado? ¿Has sido hostigada por prestar declaraciones o por tu actividad sosteniendo la causa por la libertad de tu esposo?

OIE: No, hasta ahora no he tenido problemas en eso, a mí la Seguridad en ningún momento... la Seguridad sí fue a verlo a él, cuando yo hice algunas declaraciones, pero fue cuando él estaba en esa compañía que te dije, porque yo sabía que le iba a pasar algo y de ahí le robaron todas las cosas, después lo pasaron para la otra compañía, pero yo directamente no he tenido problemas con la Seguridad, ellos no han venido aquí a hostigarme ni nada.

LG: ¿Cómo es la vida de una esposa de un preso político en Cuba? ¿Cómo tú vives? ¿Cómo tú resuelves tus alimentos?

OIE: Bueno, yo vivo desgraciadamente sola aquí, él no tiene familia, las hermanas que él tiene están fuera del país, soy sola aquí para él y entonces lo que sí tengo es la ayuda de muchas amistades mías, que me han ayudado con las jabas de él, de la misma oposición algunas personas han venido a ayudarme.

LG: Es natural que una mujer sola pase mucho trabajo con todas las dificultades que hay en el país. ¿Cómo tú te sientes de ánimo para enfrentar estas situaciones?

OIE: Yo le doy bastante ánimo a él y enfrento todo yo sola. Ahora, en estos momentos tengo que coger dos guaguas y coches para ir a verlo a él. Me levanto a las cuatro de la madrugada para irme para llegar a las ocho a la visita y mantengo mi ánimo, me siento bien, y le he dado mucha fuerza a él, para que se sienta bien, dentro de lo posible, porque él se pone muy triste, pensando en que yo estoy sola y que no voy a tener ayuda de nadie, pero hay amistades mías como también de él, como gente de la oposición que me han tendido su mano para ayudarme.

Grita la 1580

La 1580 no aguanta más porque la población penal aumenta por días
Por Raúl Arencibia Fajardo y José E. Santana Carreira

11 de agosto de 2004

La Habana - www.PayoLibre.com - Las compañías o recintos, diseñados para animales, están abarrotados de presos que no tienen espacio ni para caminar. En la noche no se puede ir al baño porque el piso no alcanza para que estos reclusos duerman -impiden el paso hacia el mismo-, además, recientemente trasladaron un gran número de reos del Combinado del Este empeorando nuestra situación. Estos presos están casi a término de sus condenas por lo que tienen derecho a beneficios, los cuales se dan en campamentos destinados a esos eventos, solo que por estar llenos, los tienen diseminados por todas las compañías, lo cual es un abuso que cometen las autoridades penitenciarias.

Por otra parte el abastecimiento de agua en el penal es pésimo, hace más de 20 días que el suministro de agua a las compañías es a través de las ventanas del baño por una manguera y sólo durante una hora, lo que ocasiona una aglomeración de reclusos para llenar pomos y tanquetas donde almacenar el preciado liquido, situación que casi siempre termina ocasionando riñas entre los reos, ya que hasta el otro día, en la tarde, no vuelven a poner la manguera. El agua que almacenamos nos alcanza malamente para beber, ya que muchos reclusos pasan varias horas sin beber agua. Solo aquellos afortunados que logran llenar sus cubos o tanquetas pueden bañarse, los demás, tienen que seguir sucios y sudados, lo que sumado al hacinamiento produce un hedor insoportable.

El viernes 23 de Julio se realizó una tribuna abierta en el terreno del penal. Fueron seleccionados 20 presos por compañía para que participaran y se esperaba una visita de la dirección de cárceles y prisiones. Desde el día anterior el agua fue suministrada normalmente por las llaves. Todos pensamos que el abastecimiento de agua se había normalizado, pero no, al día siguiente volvió la tragedia. Los días 24 y 25 por manguera, el día 26 de nuevo la pusieron por la pila, del día 27 en adelante continuaron abasteciéndonos por la ventana del baño.

Las autoridades dicen que no hay presión suficiente para que el agua llegue a las llaves, bien, ¿Cómo llega cuando ellos quieren o les conviene? ¿Qué hacen para que haya presión? La pila de agua donde conectan la manguera esta como a 10 metros del baño y el agua entra con tremenda fuerza, ¿Cómo justifican entonces que no llegue a las llaves? Esto no es más que otro de los abusos que cometen impunemente, violando todos los derechos de los reclusos a un trato adecuado a la constitución penal.

Denuncia hecha por Raúl Arencibia Fajardo, preso político y de conciencia, del Movimiento 24 de Febrero y por José Enrique Santana Carreira, preso político y coordinador del Partido Democrático 30 de Noviembre.

Dado por Fidel Lorenzo García el día 9 de agosto de 2004.

Raúl Arencibia Fajardo a la trituradora de humanos
Juan Carlos Linares Balmaceda

LA HABANA, agosto (www.cubanet.org) - El presidio político castrista es una institución concebida para triturar la salud física y mental de los adversarios. Es la opinión de todos los que por allí pasan. Y aún más: es un laboratorio de infortunio, de impotencia y de traumatismo familiar, donde transcurren los tiempos más lúgubres y se destroza mejor el intelecto de las almas condenadas; es el cargamento más deshumanizado del Estado; enfermarse en el cumplimiento de una causa por razones políticas es una gran desgracia, pero llegar estando enfermo es peor que eso. Ese es el caso del activista de derechos humanos Raúl Arencibia Fajardo, de 41 años, operado de neumotórax, con una presilla instalada en un pulmón, asmático y alérgico crónico.

Olga Ibarra Echevarría, esposa del activista, ha alertado en cartas enviadas al jefe de los establecimientos penitenciarios, coronel Lino Torres Valdés; al ministro de Relaciones Exteriores, Sr. Felipe Pérez Roque; al ministro del Interior, General de Cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra, y al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Fidel Castro Ruz, que su esposo no está recibiendo tratamiento médico adecuado, que lo tienen junto con presos comunes, y que éstos le han robado varias veces todas sus pertenencias, incluidos sus medicamentos. Y por último, está amenazado con ser apuñaleado por uno de esos mismos reclusos. Actualmente lo tienen en la prisión 1580, compañía 3, tras haber vivido en la 5, durmiendo diecisiete días en el piso por falta de cama, y luego transferido a la compañía 13.

El juicio, cuatro veces suspendido (diciembre, enero, febrero y marzo), finalmente se efectuó el 18 de mayo pasado en el Tribunal Provincial de Ciudad Habana. Arencibia fue condenado a tres años de privación de libertad por los supuestos delitos de desorden público, desobediencia y resistencia. Con él fueron condenados los activistas Virgilio Marante, de 44 años y Orlando Zapata, de 37. La licenciada Amalia Rodríguez Calá fue la abogada defensora, a quien el tribunal regañó dos veces mientras defendía a los jóvenes durante la vista oral.

"Raulito está preso sin haber hecho nada", precisa su esposa. "El día 6 de diciembre de 2002, el Dr. Oscar Elías Biscet, presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos iba a impartir una conferencia sobre los derechos humanos en nuestra casa, en Acosta 518 entre San Francisco y 9na., en el municipio capitalino 10 de Octubre, a las 6 de la tarde. Agentes de la Seguridad del Estado interceptaron a los activistas, una veintena aproximadamente, para pedirles el carnet de identidad. Unos activistas gritaban ¡Vivan los derechos humanos! Y desde la acera de enfrente algunos transeúntes gritaron, sin relación alguna con los activistas, ¡Abajo Fidel! Entonces llegaron autos patrulleros y policías que golpearon e inmovilizaron a los activistas. Otros activistas se tendían en el suelo y los policías les daban patadas y los arrastraban hasta los autos. Se llevaron a Raulito y lo tuvieron en Acosta varios días, hasta que se lo llevaron para Valle Grande, una prisión en las afueras de la capital. Allí estuvo tres meses hasta que lo soltaron para que esperara el juicio. Yo responsabilizo a las autoridades del penal con lo malo que le suceda a Raúl".

Denuncia maltratos esposa de prisionero político

LA HABANA, 29 de julio (www.cubanet.org) - La esposa del prisionero político Raúl Arencibia Fajardo, envió una carta al jefe de Cárceles y Prisiones, coronel Lino Torres Valdés, en la que denuncia los maltratos infligidos al prisionero. A continuación, el texto íntegro de la carta.

Ciudad de La Habana, 19 de julio de 2004

Coronel Lino Torres Valdés:

La que suscribe, vecina de Acosta 518 entre 9na. y San Francisco, Lawton, Ciudad de La Habana, esposa del prisionero político Raúl Arencibia Fajardo, condenado a tres años de privación de libertad en la causa 113/2003, y cumpliéndola en la prisión 1580, ubicada en el municipio San Miguel del Padrón, me dirijo a Ud. por este medio para denunciar los abusos, atropellos y negación de asistencia médica cometidos contra mi esposo.

Raúl fue ubicado en la compañía 13, junto a presos comunes de alta peligrosidad y largas condenas, poniendo en peligro su vida, dadas las condiciones humanas de estos ciudadanos y las características pacifistas de Raúl. ¿Ha sido este traslado deliberado para desestabilizarlo psíquicamente, o para provocar su muerte en manos de presos comunes y después aparentar ante el mundo que Raúl Arencibia Fajardo era un delincuente más?

Día tras día me he dirigido a la prisión denunciando la falta de asistencia médica, así como esta situación, con la finalidad de que las autoridades del penal tomen medidas para evitar los graves problemas que puedan suscitarse de estas arbitrariedades, y que de hecho hoy constituyen una grave amenaza para su salud, su integridad física y su vida.

En días pasados le fueron robadas todas sus pertenencias por estos reclusos, incluyendo medicinas llevadas por mí, y que son vitales para él. En certificado que acompaña la presente, se pone de manifiesto su precario estado de salud que lo hace dependiente de un tratamiento médico diario. Ante las reclamación hecha por Raúl a un miembro del consejo de reclusos, que no es más que un preso común de la compañía 13, nombrado Mongo, intervino otro recluso conminando a Mongo a que lo sacara al patio para, según sus palabras "caerle a puñaladas" (a Raúl).

Ante mis reiteradas quejas a las autoridades de la prisión, Raúl fue trasladado de la compañía 13 a la 3, pero ésta aún no es la solución al problema porque los reclusos de ambas compañías coinciden en el comedor, y lo han provocado y amenazado de muerte. ¿Ocurrirá esto acaso con la indiferencia cómplice de las autoridades del penal?

En cuanto a la asistencia médica, sigue sin brindársele. Han hecho caso omiso a mi reclamo, o sea, puede morir apuñaleado por un preso o a causa de un paro respiratorio.

Responsabilizo con la situación provocada en el penal 1580 contra mi esposo, el preso político Raúl Arencibia Fajardo, a la dirección del penal, la dirección de la policía política, la Dirección de Cárceles y Prisiones, así como a la máxima dirección del gobierno cubano.

Agradeciéndole su atención y en espera de una solución al problema Olga A. Ibarra Echevarría

Todo tiene un precio
Fara Armenteros, UPECI

LA HABANA, junio 14 (www.cubanet.org) - En una breve actividad donde se entregaron premios por su trabajo a varios periodistas independientes, una de las galardonadas, Tania Díaz Castro, expresó que en algún momento pensó dejar de escribir, pero ya borró esa idea de su mente y continuará escribiendo.

Casi todos los periodistas independientes, por diversas razones, hemos hecho un alto temporal en nuestro trabajo, y con el tiempo lo hemos continuado. Es que el periodista independiente es un comunicador comprometido con la libertad de expresión, que es la razón de existencia de este movimiento en Cuba.

Con Olga Ibarra Echevarria mi familia mantiene relaciones de amistad por más de veinte años. Es la esposa de Raúl Arencibia Fajardo, preso político condenado el 18 de marzo de 2004 a tres años de privación de libertad. Está enclaustrado en la prisión 1580, enclavada en el municipio capitalino San Miguel del Padrón.

Hace unos días llegó Olguita muy agitada a mi casa, se pasó un pañuelo por el rostro enrojecido. Creí que la sofocación de debía al sol y al calor que sufrimos en estos momentos en Cuba, y le pregunté por Raulito.

"¡Raulito mal, muy mal, está durmiendo en el suelo! ¡Tú sabes que es un hombre enfermo!"

A Arencibia Fajardo tuvieron que efectuarle un neumotórax, es asmático crónico y sufre fuertes crisis de gastritis.

"¡Y está preso injustamente!", añadió.

Cuando se calmó explicó que estuvo en Villa Marista (centro de instrucción del Departamento de Seguridad del Estado), donde se encargaron de la detención y acusación de su marido.

"Allí me atendieron y me aconsejaron que fuera a la Dirección de Cárceles y Prisiones en el Vedado. En este lugar me pusieron en contacto con un funcionario del penal, quien me aseguró que el problema de mi esposo se resolverá, sólo que no dijeron cuándo".

Dijo, además, que está preocupada porque teme que su esposo adquiera una enfermedad respiratoria o que afronte otro problema.

Señaló que ahora le facilitaron una tabla para dormir, pero un día no se paró al recuento y los guardianes quisieron ponerlo en una celda de castigo. La intervención de varios reclusos comunes que explicaron la situación de Raúl Arencibia Fajardo fue aceptada por los guardianes, quienes lo dejaron tranquilo.

Para un preso no tener cama significa permanecer de pie desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche. Solamente lo libra de esa incomodidad la benevolencia de otro recluso que le permite sentarse en su cama o acostarse un rato.

El preso que no tiene cama cuenta con el espacio que hay entre dos de ellas para sentarse o acostarse, pero ese espacio es el "patio" de los reos dueños de esas camas. "No te puedes acostar en el patio de nadie", me contó un ex recluso que actualmente vive en el exilio. Me explicó que en la mayoría de las prisiones todo tiene su precio. Una tabla de litera se adquiere por diez cajas de cigarrillos. La ubicación de esa tabla en una litera cuesta 30 cajas, y una colchoneta de malangueta (planta de río, presas o lagunas) puede comprarse por 15 cajas de cigarrillos.

El "negocio" lo hace el jefe de disciplina en coordinación con el jefe de avituallamiento, ambos reclusos. "¿Ignora la guarnición estos manejos?", se pregunta el ex preso que hoy vive exiliado.

Recientemente, Olga Ibarra Echevarria volvió a visitarnos y dijo que Arencibia Fajardo le pidió que no hiciera más gestiones para que le dieran la cama, porque las autoridades del penal lo harían cuando lo estimaran conveniente, hiciera ella los trámites que hiciera. Quince días después de su internamiento en la 1580, el preso político Raúl Arencibia Fajardo recibió la cama.

Hechos como éstos y otros más dramáticos son los que hacen que continuemos trabajando, no importa que la artrosis o la tendonitis hagan que el bolígrafo caiga de nuestras manos, o el tedio y la policía política nos amenacen, esta última con el anuncio reiterado que nos tienen preparados veinte años de cárcel porque estamos "al servicio de una potencia extranjera enemiga de la revolución cubana".

¿Qué hacer? ¡Todo tiene su precio! Las camas en un penal y el derecho a usar la libertad de expresión.


Raúl Arencibia enfermo y sin cama en prisión 1580

Ciudad de la Habana, Cuba, 29 de Mayo de 2004
(www.fundacionpatrialibre.org)

Yo, Olga Ibarra Echevarría, esposa del prisionero de conciencia Raúl Arencibia Fajardo, que se encuentra en la prisión 1580, destacamento 5, Ciudad de la Habana, cumpliendo una condena de tres años, denuncio que mi esposo en estos momentos está durmiendo en el suelo, ya que no hay cama para él.

Arencibia se encuentra enfermo, tiene problemas en el sistema pulmonar. Está operado de un pulmón, en el estomago y padece de bronquitis asmática. En el día de hoy fui a Villa Marista, acabo de llegar, ellos me dijeron que no me pueden dar la respuesta, que tiene que ser en 15 y K, (Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones) para que haga una carta y relate los detalles. Les dije que si ellos quieren que uno grite por los cinco llamados héroes presos en Estados Unidos, yo tenía que gritar aquí por mi héroe, ya que solo tiene a su madre, su esposa y su hija. Ahí me explicaron que Villa Marista era independiente a la prisión 1580.

Hablé con los oficiales del penal, donde se encuentra actualmente, reclamando ante la situación y les dije que iría a pararme frente al penal y no dormiría hasta que no le dieran cama a mi esposo, ya que de todas formas en mi casa no puedo dormir por esta preocupación. El jefe de la unidad me tuvo cuatro horas esperándolo bajo un intenso sol y no me dio respuesta, ni una posible solución.

Realmente creo que una persona en su estado de salud, lo menos que puede tener es una cama donde descansar, ahí hay entre 200 y 300 presos que no tienen donde dormir, les propuse la posibilidad de llevar un colchón de nuestro hogar y tampoco lo aceptaron. Cuando lo vi, en el día de ayer, lo encontré muy mal, Raúl Arencibia, no podrá resistir en estas pésimas condiciones.

En conclusión, mientras me mandan de prisión en prisión, incluso a 15 y K, mi esposo continúa sin colchón y su salud ya precaria se deteriora cada día más.

Dado a la Fundación Patria Libre, por Maritza Lugo, desde la oficina de Plantados Hasta la Libertad y la Democracia en Cuba.


Condenan a opositores pacíficos

LA HABANA, 19 de mayo (Ernesto Roque / (www.cubanet.org) - El tribunal Municipal de 10 de Octubre condenó a tres años de privación de libertad en horas de la tarde de este martes a los opositores pacíficos Orlando Zapata Tamayo, Raúl Arencibia Fajardo y Virgilio Marante Guelmes, acusados de los presuntos delitos de desobediencia, desorden público y resistencia.

La vista del juicio oral se llevó a cabo en medio de un fuerte dispositivo militar, tanto dentro del recinto como en los alrededores, en cuatro manzanas a la redonda.

Al juicio sólo pudieron asistir algunos familiares. A Frank Tamayo, primo de Orlando Zapata, le fue negada la participación, ya que según manifestaron los militares él no era un familiar allegado. Varios disidentes y periodistas independientes fuimos expulsados del lugar por la policía política.

A los tres opositores los trajeron esposados cuando ya el tribunal iba a dictar la sentencia, de tres años de privación de libertad tal y como lo solicitaba la fiscalía, manifestó Reina Tamayo, madre del prisionero de conciencia Orlando Zapata.

Marante Guelmes y Arencibia Fajardo fueron trasladados del tribunal a las prisiones La 1580 y Quivicán, respectivamente. Orlando Zapata continuará extinguiendo la sanción en la cárcel de Guanajay, lugar donde se encuentra recluido hace 14 meses.

"Fue un juicio amañado, sólo la fiscal podía hablar y decir a su antojo. La abogada defensora realizó una buena defensa del caso y la felicitamos por ello", señaló Reina Tamayo.

Raúl Arencibia Fajardo y Virgilio Marante Guelmes son miembros del movimiento 24 de Febrero y del Club de Amigos de los Derechos Humanos, y hasta el momento de su sanción se encontraban bajo medida cautelar.

Según declaraciones de Elizardo Sánchez Santa Cruz, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Arencibia y Marante han sido propuestos para que sean reconocidos como prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional. Orlando Zapata, condenado en esta causa, ya había sido reconocido como prisionero de conciencia.


Envía prisionero político mensaje al exilio

LA HABANA, 3 de febrero (Fara Armenteros, UPECI / www.cubanet.org).- El prisionero político Raúl Arencibia Fajardo, encarcelado en la prisión Valle Grande en las afueras de la capital cubana, envió un mensaje a la organización del exilio Plantados por la Libertad y la Democracia en Cuba, a quienes considera "ejemplos de valentía y resistencia contra la maldad y la injusticia".

Arencibia Fajardo fue detenido el 6 de diciembre del año 2002 junto al doctor Oscar Elías Biscet González, Orlando Zapata Tamayo y Virgilio Marantes Guelmes, frente a su domicilio, cuando la policía política impidió que un grupo de activistas participara en un conversatorio sobre derechos humanos.

En su mensaje a Plantados el activista señala: "La prisión es dura; si se lo proponen pueden acabarnos físicamente, pero jamás podrán acabar con nuestro espíritu, ni tomar nuestras mentes y nuestras ideas".

"Cuba pronto será libre", agrega el mensaje, "porque así lo vemos y lo sentimos en nuestros corazones los buenos cubanos que luchan por la libertad y la justicia. Ese será un gran día, será como ver salir el sol después de siglos de oscuridad". Y concluye: "Entonces nos abrazaremos todos los cubanos y juntos sacaremos nuestra patria hacia la luz".

El activista Raúl Arencibia Fajardo, de 39 años y miembro de la Fundación Lawton de Derechos Humanos, informó a su esposa que fue amenazado por una funcionaria de la prisión llamada Mirta, que lo insultó y trató de humillarlo porque no aceptó la imposición de un recluso común que trató de cogerle los alimentos que le envían sus familiares y que él necesita porque la alimentación en el penal es poca y mala.

Señala Olga Ibarra Echeverría, esposa del activista encarcelado, que su esposo fue conducido esposado a un interrogatorio en las oficinas del penal con la participación de la oficial Mirta y dos agentes más, uno uniformado y otro de civil.

"La oficial dijo a mi esposo que ellos tienen la fuerza y siempre la iban a tener, y también le expresó que podía ser enviado a una celda de castigo" -concluyó Ibarra Echevarría.