Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


 

Datos de Rolando Lázaro Núñez Hernández

Nació el 3 de enero del 1965, tiene 40 años de edad, casado, 2 hijos menores de edad.
Se encuentra en la prisión de Guanajay, provincia La Habana, anteriormente estuvo en la de Valle Grande, ubicada en Ciudad Habana.

Causa No. 34/2002- sancionado por el tribunal militar territorial occidental ubicado en 100 y 33, Marianao, Ciudad Habana, por los presuntos delitos de piratería y salida ilegal del territorio nacional, a 10 años de privación de libertad por el primero y a 300 pesos de multa por el segundo, a la hora de sancionarlo el tribunal militar tomó represalia contra él debido a su condición de luchador y defensor de los derechos humanos.

Es sindicalista independiente vice-delegado provincial de La Habana del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos, dicha delegación la preside el disidente Alfredo Felipe Fuentes junto al Sec. Gral. Pedro Pablo Álvarez Ramos, ambos en prisión, en la causa de los 75.

Organizaciones a las que pertenece:

-Centro No Gubernamental de Derechos Humanos "Cultura y Paz" José de la Luz y
Caballero de Artemisa, Prov. Habana.
-Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) Delegación Prov. Habana.
Cargo: Vice-Delegado Provincial
-Agencia de Prensa Occidental (APO). Reportero de Base
- Gestor del Proyecto Varela en Provincia Habana

En diciembre / 2004 sufrió celda de castigo por negarse a participar en el plan de rehabilitación de reclusos, así como en las actividades políticas, etc, que se realizan en la prisión.

La familia reside en: Calle 41 Edificio 76, Apto.6 e/ 42 y 44, Municipio Artemisa, Provincia La Habana, Código Postal 33800. Familiar: Nora Hernández Puñales.

ARTICULOS:

Reos reciben golpizas y no asistencia médica
Denuncia reo abandono y situación en prisión
Apuñalado preso político en prisión de Quivicán


Reos reciben golpizas y no asistencia médica

Alexander Roberto Fernández Rico

23 de enero de 2007

Prisión de Quivicán, La Habana – www.PayoLibre.com – Carta de un preso político a miembros del Movimiento Liberal Cubano presidido por Pedro L. Ordóñez.


Hermanos, son mis mejores deseos que al recibir esta humilde carta de un preso político se encuentren en perfectas condiciones de salud en unión de sus seres queridos.

Hoy, una vez más les escribo unas letras para que el mundo sepa sobre dos presos políticos que se encuentran en esta prisión: Rolando Lázaro Núñez Hernández y el que suscribe, Alexander Roberto Fernández Rico.

A Rolando se le sigue negando la asistencia médica. Ya va para seis meses intentando lograr asistencia médica especializada en Urología y hasta el momento se le ha hecho caso omiso. Es obvio que para los directivos de esta prisión y para el régimen en su totalidad, los presos políticos no valemos nada. Por mi parte puedo decirle que tampoco nuestras vidas están seguras en este penal.

Hoy, por ejemplo, después de la visita de régimen del destacamento #6 al cual pertenezco, se produjo entre el público que iba saliendo lo que los presos comunes llaman “una corrida de toros”. A consecuencia de esto, varios reos resultaron lesionados debido a que los guardias repartieron palos indiscriminadamente, tanto sobre los culpables como sobre los no culpables. Precisamente en este tipo de acto Rolando ha resultado herido de gravedad dos veces, sin contar las por lo menos dos veces en las que ha sido víctima de golpizas por parte de reos comunes.

A consecuencia de esta “corrida de toros” mi madre sufrió una subida de presión arterial teniendo que recibir atención médica de emergencia y necesitando ser trasladada al policlínico más cercano, que dista a 7 kilómetros y medio de la cárcel. Otras madres también necesitaron asistencia médica.

Es una lástima que muchos se hayan olvidado de nosotros, pero afortunadamente sabemos que Jehová Dios nos tiene siempre presentes y en El confiamos. Nos queda la Fe. Aunque no sea fácil soportar esto que nos ha tocado vivir, sabemos que nos mantendremos con vida para poder ver el fin de esta tiranía que nos agobia y nos mantiene tras las rejas sólo por querer vivir en libertad.


Denuncia reo abandono y situación en prisión
Por Rolando Lázaro Núñez Hernández

23 de septiembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – A. José Lorenzo Pérez Fidalgo - Movimiento Liberal Cubano

Espero que al recibo de esta carta se encuentre usted gozando de una buena salud en unión de sus seres queridos. Yo por aquí estoy regular de salud, ya que últimamente he estado enfrentando problemas en un riñón. Mi hermano, aprovecho y le envío esta misiva con la esposa de Pedro Pablo, el cual está en el mismo destacamento mío. Con la misma puede escribirme. Aquí estamos desinformados por completo de la situación actual. Le contaré que el pasado 21 de agosto me visitó mi madre, Nora Hernández Puñales, la cual me dijo que estaba esperando la visita de ustedes en Artemisa. Pide que la llamen y le avisen con tiempo para ella mantenerse localizable.

También necesito que le hagan saber a Elizardo de mi situación. Me tienen en contra de mi voluntad en una prisión totalmente aislada a muchos kilómetros del lugar de residencia, donde mi madre enferma se está viendo imposibilitada de venir a visitarme por la lejanía de la misma y por su salud. He acudido a todas las autoridades pertinentes solicitándoles que se me traslade para la prisión de Guanajay y no se me traslada; se me está negando la asistencia médica que en esta prisión es crítica. Llevo 3 meses esperando que se me lleve a un hospital para hacerme una placa de riñón, la cual me indicó el Urólogo el día 1 de junio del presente año y por problemas críticos con el transporte de esta unidad no se le ha dado solución a mi problema. Estoy también afrontando problemas con sangramiento en las encías. Aquí existe una clínica dental, pero no funciona el sillón.

Como usted podrá darse cuenta, no existen condiciones de vida en este lugar. Quisiera que ustedes hagan saber mi caos ante la opinión pública nacional e internacional para que se sepa en las condiciones actuales que viven los presos políticos y comunes. Quiero hacerle llegar mis datos personales, como se los hice llegar a Froilan Osmany, para que tenga conocimiento de mi persona: Soy Rolando Lázaro Núñez Hernández , preso político cubano, causa 34/2002, Sentencia No 35- N Expediente 2725980, fui sancionado por un delito fabricado por un tribunal militar territorial occidental de 100 y 33, Marianao, de “Piratería” a 10 años de privación de libertad, de los cuales llevo, ahora en febrero de 2007, 5 años cumplidos en cautiverio. Antes de caer en prisión estaba afiliado a varias organizaciones, como por ejemplo:

Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos (CUTC) - Delegación Provincia Habana –Vice delegado

Centro no Gubernamental de derechos Humanos Cultura y Paz, "José de la luz y Caballero", Artemisa Provincia Habana

Fui reportero de Base de la Agencia de Prensa Occidental APO

Trabajé como gestor del Proyecto Varela en provincia Habana - Puede confirmar esto con Oswaldo Paya Sardiñas

Quiero que sepa que al caer en prisión fui abandonado por dichas organizaciones, no me brindaron apoyo moral. Han transcurrido 5 años y no sé quién se encuentra frente a las mismas, ya que sus anteriores representantes cayeron en prisión en el 2003 (Causa de Mordaza a 75 disidentes), como son los casos de Alfredo Felipe Fuentes, de Artemisa y Pedro Pablo Álvarez Ramos, Ciudad Habana, lugares de residencia de los mismos.

Desconozco los motivos porque se me abandonó y se me ha discriminado tanto. Intenté abandonar el país ilegalmente porque tenía suficientes motivos para hacerlo: estaba siendo objeto de amenazas y persecución por parte de la policía política y esto lo sabían ellos. Como mi caso hay muchos en este país y yo me pregunto ¿hay excepciones entre los presos políticos? ¿No luchamos todos de una forma y otra por una misma causa en común? ¿Cómo es posible que estas cosas sucedan? Es muy lamentable ¿verdad?.

Apuñalado preso político en prisión de Quivicán
Por Cándido Terry Carbonell, ex-preso político

12 de abril de 2005

La Habana – www.PayoLibre.com – El pasado martes 5 de abril resultó gravemente herido en la prisión de Quivicán, provincia La Habana, el preso político Rolando Lázaro Núñez Hernández, durante una revuelta carcelaria conocida como "corrida de toros".

La revuelta se produjo al conocer la población penal que habría traslados o "cordilleras" hacia prisiones ubicadas en provincias muy distantes, de difícil acceso para sus familiares.

El prisionero político a pesar de estar alejado de los hechos, recibió una puñalada que le atravesó un brazo de lado a lado, profundizándose en la axila, poniendo inmediatamente su vida en peligro, siendo de urgencia trasladado hacia el hospital capitalino Salvador Allende, donde recibió atención médica y permaneció tres días.

Actualmente se encuentra hospitalizado en la enfermería de la mencionada prisión, y se desconoce si las autoridades penitenciarias darán curso a una investigación o simplemente este hecho, como tantos otros, quedará impune.

Rolando Lázaro Núñez Hernández es un sindicalista independiente del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos en provincia La Habana que se encuentra cumpliendo una condena de 10 años de prisión, condenado en la causa No. 34/2002.