Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad 

 Lunes, 24 de abril de 2017 | 12:21
 
 Versión para Imprimir

Farah: Una historia triste y estremecedora

Luis Cino Álvarez

30 de mayo de 2016

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com – No sé quién es Jorge Carrasco, nunca había leído algo suyo, ni tampoco conocía El Estornudo (¿blog, revista digital, oficialista, independiente?), donde apareció el pasado 26 de abril el trabajo de su autoría “Historia de un paria”, pero les puedo asegurar que es periodismo literario del bueno, y de lo mejor que se ha escrito en Cuba sobre el tema de la marginalidad gay.

El paria cuya historia cuenta Jorge Carrasco es Raúl Pulido Peñalver, más conocido en Centro Habana como Farah, un travesti de 51 años. Negro, pobre, ex-presidiario, incontinentemente promiscuo, portador del VIH-SIDA, abusado por todos, vapuleado por la vida.

Lo que más impresiona de la historia de Farah, que parece un personaje de una novela de Pedro Juan Gutiérrez, es saber cuántos más como él (¿ella?) vagan por esta ciudad. Uno los ve a diario por la calle, y basta mirarlos para adivinar vivencias similares o aún peores. ¡Y todavía hay quienes dicen que el autor de El Rey de La Habana exagera con su realismo sucio!

¿De qué le vale a Raulito-Farah que Mariela Castro y hasta Beyoncé alguna vez hayan reparado en él? ¿Qué importa si ya la homofobia no es tanta como en la época en que a cada rato se lo llevaban preso y pasaba años en la cárcel? Ya el daño está hecho y no tiene remedio, porque las mentalidades, las actitudes, tanto de las víctimas como de los victimarios, no van a cambiar. Demorará mucho tiempo…

Puede que cuando Farah pase por el barrio, la saluden, puede que hasta la ayuden, le den comida, la que sobró, algún dinero, ropa que ya no usan, pero en el fondo, se burlan, se ríen de ella, la desprecian, no la quieren cerca. Es como un leproso o un perro con sarna. O peor. Es un maricón. “O ni se sabe lo que es”, me parece escucharlos.

Para qué engañarnos: esta sociedad, con CENESEX y todo, sigue tan machista y homofóbica como siempre fue. Solo que ahora usa otro talaje. Que le pregunten a Farah. O a los policías. O a los bugarrones.

Ojala muchos más nos atreviéramos a soltar los prejuicios que nos inculcaron y a escuchar estas historias tristes y desgarradoras, y a contarlas luego, sin afeites, sin atenuantes, como son, como ha hecho Jorge Carrasco. Y si duelen y deprimen, mejor. A ver si esta sociedad deja de auto-engañarse, de darse falsos consuelos, de poner cara de con nosotros no es y de una puñetera vez consigue ser menos cruel y más humana…

luicino2012@gmail.com
Enlace: Revista Estornudo
PD


 Compartir 
 
 
 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados