PROYECTOS y/o PROPUESTAS

Concertación que proponemos se constituya con los diversos segmentos de la sociedad civil, los cuales gozarán de total independencia y la presencia en el flamante proyecto estará motivada por el sincero deseo de trabajar con miras a crear los ambientes que permitan iniciar el diálogo y la reconciliación entre los diversos componentes de la nación, a propiciar las condiciones con miras a las necesarias transformaciones que la sociedad está demandando.

Es menester que los potenciales integrantes del citado ante-proyecto, puedan tomar nota del análisis que le acompañamos de la actual situación en que se encuentra la sociedad y los fundamentos en que descansan nuestras propuestas para las reformas en Cuba.

De concretarse estas ideas, los que al final la integren, deberán superar los anteriores intentos de agrupar a los diversos segmentos de la sociedad cubana y que por un conjunto de causas no lograron alcanzar los loables propósitos que se habían fijado.

Por lo anterior, los que en definitiva formen parte de esta concertación, trabajarán con sumo cuidado, con el propósito de no incurrir en los errores que determinaron, si no el final, la inmovilización de los anteriores proyectos. Por tal motivo se impone proceder con mucho tacto y refinada inteligencia para poder alcanzar los propósitos por los cuales decidiremos constituirnos en una original e inédita Concertación.

Este no será el documento final de la Concertación, el mismo está sujeto a cambios y no es más que una propuesta o ante proyecto para iniciar los trabajos. El documento final del proyecto, así como la declaración pública, saldrán luego del consenso de todos en los debates que se originen en las primeras reuniones de los que acepten integrar esta Concertación.

Tema: 1.- Diálogo, Sucesión, Cambios y Reforma. ¿Como cristalizaremos estas etapas?


El hecho de que la reforma no sea aceptada por la élite, no quiere decir que en secreto y en sus círculos muy exclusivos, la burocracia gubernamental y partidista rece y sueñe por ella. Todos estamos de acuerdo que es ese y no otro su pecado original.

En la intervención del Presidente Fidel Castro en el mes de noviembre de 2005 en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, y la reflexión apologética del Sr. Felipe Pérez Roque, Ministro del Exterior, en la pasada legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el pasado diciembre de 2005 quedó manifestado -en ambas comparecencias- el total rechazo de ese sector intolerante de la nomenclatura al más mínimo cambio y su enfermiza oposición a la palabra transición.

Es notorio que ese grupo ultra conservador no deja de manifestar su inconformidad con todos los procesos democratizadores. Es bueno que todos entendamos que la no aceptación de las reformas, coloca al gobierno cubano en una zona de complicidad o apego nostálgico con todas las ortodoxias de la fracasada etapa comunista. Lo anterior nos dice que su postura va encaminada a explicitar públicamente su alineación con los grupos más conservadores, dentro y fuera, de la geografía política actual, es decir, opuesta y enfrentando a todos los movimientos democráticos y reformadores, hoy vigentes en Cuba y fuera de sus fronteras.

Deseamos alertar que el camino de las reformas, en las actuales condiciones, es más difícil debido a que la revolución triunfante en 1959, hoy en día sólo existe en la mente de unos cuantos miles. ¿Por qué afirmamos esto?

Hay que entender que nuestra lucha, para que triunfe, se impone desplegarla en dos frentes simultáneos; contra los conservadores y el resto de los que todavía se consideran revolucionarios. Estos últimos intentan caer en los extremos, complejizan, dramatizan y amalgaman los problemas, no importa la naturaleza, terminando siempre en la dicotomía de las fuerzas del progreso y de la reacción y son amantes a las divisiones. Mientras que los reformadores se encaminan a su diversificación, los llamados revolucionarios se caracterizan por su rigidez. Los reformadores los aventajan en flexibilidad y adaptabilidad, por ende los reformadores, necesariamente, logran imponerse por su habilidad política. Son diestros en el manejo de las fuerzas sociales, demuestran tacto y refinamiento en los enfoques y debates en lo referido a los cambios sociológicos; el mensaje a sus receptores es transparente con una carga de emotividad y optimismo. Por ello, el pueblo cuando se ponga en contacto con sus propuestas comprenderá que los cambios, a los que hacen referencia, no son inmediatos, sino que debe quedar en las mentes de los ciudadanos que estos serán graduales, alejados de toda convulsión violenta. Lo anteriormente mencionado plantea el difícil desafío de, que estas propuestas deben ser equilibradas, dentro de los espacios legales y estructurales del gobierno. Sólo así, y no de otra manera, alejaremos los temores potenciales, entendiendo que en la primera fase los cambios hay que llevarlos a cabo de tal manera que nadie salga perjudicado.

Estimamos que lo prudente es operar paso a paso, incorporando la novedad de deslindar las reformas económicas de las políticas. Quizás esto último provoque controversias, pero los hechos y la situación actual nos dicen que para poder triunfar, la reforma en su primera etapa, lo reiteramos, no se embarcará en cuestionamientos suicidas de la cúpula del poder. Lo prudente, lo inteligente es rehuir las suspicacias y los mensajes falsos, evadir atrincheramientos innecesarios; por tanto los cambios que se promuevan, no pueden ir dirigidos en esa dirección, porque de hacerlo abortaría todo lo que anteriormente permitió, que las partes entendieran la necesidad de cambiar gradualmente.

No podemos olvidar lo difícil de la realidad cubana; para todos está claro que los motores de la reforma, la pequeña y mediana empresa, la apertura regulada a la inversión extranjera en la industria, los servicios y la agricultura hoy están en franca fase de retroceso. La élite no comparte la tesis de economía socialista de mercado, fórmula propia de capitalismo de Estado, donde se permite la presencia de la inversión extranjera directa y la liberación del mercado interno.

Hoy esos motores el gobierno los tiene desactivados. El hecho es que de autorizarse la contratación libre, el mercado del trabajo y la extensión de la propiedad privada en los sectores de los servicios y la agricultura, despiertan el temor de la élite a la aparición de nuevos sectores políticos que les disputen el poder. Como comprenderán eso es falso; medidas como las indicadas que propicien los cambios en la economía, liberarían potenciales fuerzas hoy arbitrariamente inmovilizadas y se le daría un golpe mortal a toda una ingeniería generadora de la corrupción, vicios, robos, mercado informal que las artificiales escaseses y el arbitrario control o descontrol está generando con los graves efectos de deformación social que durante décadas ha originado tan inoperante e inviable modelo.

El reto que tenemos que asumir es que la realidad es una. Por un lado están aquellos que sinceramente entienden que la salida es la reforma y por el otro, la obstinada resistencia de la élite de no escuchar nada respecto a reconciliación, reforma, cambio o transición.

La transición constituye un fenómeno político y socio-económico que debe ser menos traumático que la revolución, dado que este proceso se caracteriza, en esencia, por el diálogo transicional, la puesta de acuerdo con sus protagonistas y la exclusión de todo género de violencia. Es ahí su diferencia y distancia cualitativa de la revolución, que en el caso de Cuba ya en 1976 fenecía.

La imaginación de los propugnadores de las reformas deben ser puestas a prueba en la medida que su labor contribuya a eliminar las grandes tensiones sociales en que está envuelto el pueblo cubano, ser todo lo hábil para solucionar los desencuentros, presentes en la vía del diálogo, evitando rupturas y radicalismos suicidas y termidorianos.

Un paso crucial para hacer irreversible el proceso reformador es la voluntad de la élite de hacer dejación de su poder y privilegios. Que se dispongan a sacrificar sus intereses mantenidos por más de cuatro décadas y prescindir de los idearios que los llevo al poder. Todo esto por sí mismo cobra una alta significación política.

El fenómeno de las iglesias tienen sus claves muy particulares, no hay consenso en el seno de ellas, en torno a identificar los problemas actuales y compartir propuestas de diálogo, cambios y reformas, de igual manera sucede en las instituciones fraternales. La Iglesia Católica romana, por una suma de razones convincentes, hoy está distante del discurso y accionar del gobierno. Los prelados cubanos son hoy muy críticos y defienden, sin embargo, las propuestas que conduzcan a una renovación del actual sistema de gobierno. Esta posición no es común en muchas denominaciones protestantes, incluso en agrupaciones que profesan y divulgan las creencias sincréticas africanas, estas últimas se identifican con la línea y proceder del régimen, por tanto hoy resulta una incógnita conocer cual sería su reacción, sino a sumarse, al menos a que reconocieran nuestra concertación.

Debido a una labor insidiosa, los gobernantes cubanos han logrado mantener divididas y enfrentadas a las distintas iglesias, estando ausente un diálogo ecuménico que tanta falta nos hace. Esto, de concretarse, podría disminuir las actuales tensiones, desencuentros y confrontaciones religiosas. Claro que los más favorecidos con la situación actual, son los inquilinos del bunker gubernamental.

El mensaje que hagamos llegar a la élite debe ser de participación, de búsqueda conjunta de soluciones a los graves problemas que aquejan a la sociedad. Sería fatal adentrarnos en cuestiones de privilegios y control de zonas de influencias por la élite que detenta el poder, eso eliminaría las potenciales confrontaciones y cerraríamos todo intento de comprensión y colaboración.

El escenario para los que proponemos tan ambicioso proyecto, es poseído por un no desdeñable segmento de la élite, que atemorizado se ha resguardado en su bunker y desoyen e ignoran a todos aquellos que intentan promover cambios, creando obstáculos y no vacilan en soluciones extremas, contrarias al urgido gradualismo porque su temor, que no deja de ser razonable, después de tantas décadas de régimen intolerante y cerrado, es que todas nuestras fundadas propuestas la estiman, potencialmente, como el naufragio de su sistema.

Lo anterior no nos puede llevar al error de pactar una reforma que beneficie a la élite y a la vieja nomenclatura, eso no será así. Lo que nos proponemos ante este real conflicto de intereses, es propiciar el consenso entre todos los protagonistas. Gobierno, clase política, sociedad civil, fuerzas armadas, iglesia y todo el que quiera incorporarse, para dar inicio a una transición conforme al juego de las relaciones de fuerzas imperantes. Sólo así y no de otra manera encontraremos la vía más expedita para el establecimiento de la democracia en el sentido más moderno y poder afianzarla definitivamente en Cuba.

En torno a lo anteriormente señalado pedimos que reflexionemos sobre tan delicada y dificultosa etapa, la cual nos pondrá a prueba y en la que demostraremos nuestro juicioso dominio de la política en los iniciales pasos de la transición.

¿A que tendremos que enfrentarnos cuando intentemos consensuar entre todos los sectores el proceso de reformas?. Como primera cosa nadie se debe llamar a engaños, lo que queremos está dirigido a movilizar a la sociedad para iniciar y completar los cambios. Nada de apuros, lo alcanzaremos por los pasos que la legalidad vigente nos permita, no dando cabida en la Concertación a aquellos que propugnan medidas extremas, radicales, impensadas, que puedan alterar el equilibrio alcanzado producto de los pactos logrados, sin ignorar la precariedad de los mismos, siendo estos los que hacen posible, con los potenciales riesgos, que no se malogre la andadura inicial de la transición, alcanzada por el talante progresista, prudente y moderado de todos los que han considerado que ese es el camino y no otro.

Por el síndrome persistente de intolerancia y desacato constitucional de no pocos nostálgicos residentes del bunker, se requerirá como un imperativo de la propia vida de la Concertación, cohesionar y activar como un solo pensamiento, que no es otro que gradualismo, cambió y reforma, hay que cerrarles el paso y no propiciarles pretextos a los guardianes del anciano régimen que no tolerará abrir nuevos espacios de participación social, dado que su modelo es caduco y ha quedado atrás. No caer en las trampas de sus provocaciones, cuyo fin no es otro que subvertir el nuevo orden democrático que intentamos fundar.

Los cambios que se iniciarán no estarán determinados por recetas previas. Estas convulsiones se están acelerando por la precariedad de la vida social, el acentuado deterioro de la vida material, así como la acentuada intolerancia y la represión. Ante ese descarnado autoritarismo, no pocos proponen soluciones de fuerza que no son recomendables, por ello hay que desencadenar todo un movimiento donde se impliquen los sectores económicamente más vulnerables y que están deseosos de poner término a tal estado de cosas y consolidar los espacios de participación democrática.

Por tanto si hasta hoy el secreto ha sido el principio básico de la política en Cuba, debemos poner en la superficie y con toda transparencia nuestras propuestas, para que la sociedad sin exclusiones las conozca, opine y tome partido de ellas.

Lo que tenemos que desmantelar es ese secretismo; el hecho mismo de no tener voluntad, ni tan siquiera de escuchar. La razón de esa terquedad se explica por el hecho de que para la cúpula su preocupación principal, es la conservación de su modelo hasta donde pueda llegar, pero estamos enfrascados en ese conflicto y debemos saber enfrentarlo, sin violencia ni traumas. Es una realidad que la época de la reforma se está incubando aceleradamente en la sociedad, pero el gobierno se opone ponerla en práctica tratando ahora, de manera inconstitucional, de sustituir la república por lo que ellos han decidido llamar “revolución”. Algo que para los entendidos, que por suerte no son pocos, saben que ya no existe y que paradójicamente la propia resistencia a la renovación por ese reducido grupo y que hoy controla el poder, por su propia negativa a la transición, liquidó antes de que pudiera reformarse.

Tal parece que Cuba vive en su propia babel, alejada de todo, de espaldas a las grandes transformaciones que en todos los órdenes se operan en el mundo. Prácticamente este es un tiempo muerto, en la absurda desgastada y baldía dicotomía entre la revolución, que no para pocos fue, y la reforma que todos ansían y que todavía no es. El cierre de todos los espacios, la represión, el no permitir el menor margen de opinión, la cárcel, los ataques infundados y la catalogación maniqueísta de que los buenos son los que están con el gobierno, y los malos los que se oponen a ellos, torna la situación extremadamente peligrosa, porque la historia de nuestro país nos ha enseñado que los conflictos políticos, entre los cubanos, se pueden resolver por diversas vías, pero ninguna por los cambios graduales y negociados.

Es preciso que ganemos conciencia de que la transición, aunque la élite no la deseé y la boicoteé se llevará a cabo, lo quieran o no, alejada de la violencia y con la participación y el apoyo de la mayoría de los sectores de la sociedad.

Hay que tener la capacidad de entender el perdón para eliminar los actuales climas de encono y división. Los participantes en los cambios, para que estos sean graduales y pacíficos, deben hacer renuncia pública al ajuste de cuentas y a no pedir enjuiciamientos para los que cometieron atropellos y crímenes. Ello implicará un gran sacrificio y un alto sentido de la moral y condición humana. Pero si decidimos asumir esa generosidad, dejando a un lado los problemas, sin importar cuan grandes sean, derrotaremos toda una historia de venganzas y de ajuste de cuentas, de los cuales el odio ha sido el anticoagulante que ha impedido cohesionar solidamente a la nación cubana. El momento es de grandes sacrificios y de renunciamientos de todos. Sólo así, y no de otra forma, construiremos una nueva nación, asentada en los principio de una democracia moderna.

El panorama de hoy en Cuba es sumamente complicado, por ello no es recomendable ajustarse a patrones o referencias foráneas, a que si bien el acontecimiento en si de la revolución es un hecho lejano, la élite la ha resucitado en un inexplicable accionar revanchista, enarbolando un discurso apocalíptico y numantista, y de una no oculta actitud cainista que obstaculiza los escenarios permisibles para las reformas, desconociendo todo indicio y propuesta de diálogo y menos aun de transformaciones.

Curiosamente las razones de nuestra postura, encaminada a buscar los espacios para la reconciliación, el diálogo y las reformas, descansan en que estructuralmente la economía cubana en el decenio 1993-2003 se transformó de generadora de productos primarios como azúcar, níquel y tabaco, en una economía de rentas y servicios, en la que el turismo y las remesas tienen un peso significativo en los componentes del Producto Interno Bruto (PIB). Esas Transformaciones estructurales propiciaron en el quinquenio 1994-1999 un inusitado desarrollo en todos los órdenes, posteriormente relentizado por la élite temerosa de perder el control de la sociedad.

Contrario a la lógica de crecimiento más desarrollo se viene aplicando la absurda y desigual política económica en la esfera de la circulación generadora de desigualdades imparables. En estos momentos las condiciones de vida se hacen muy precarias por el alto costo de la canasta familiar y la contraída capacidad del salario real, por los altos precios de los productos de primera necesidad.

Teniendo en cuanta el alto componente de crispación social existente, originado por infinidades de causas, entendemos que lo adecuado es trabajar con el propósito de conciliar las diversas fuerzas en pugna, sean del gobierno o de la oposición o dentro de los propios espacios de estos oponentes. Cuando hablamos de reconciliación no se debe entender por victoria o derrota. Para nosotros lo primordial ahora es integrar esas realidades en un ámbito de paz sin reservas ni rencores; dejando a un lado, para bien de todos, un hecho que desempeñó su rol y le dio paso a la república, me refiero a la revolución, y que los sujetos comprometidos con el cambio reconozcan sinceramente los errores.

Un gran escollo que los patrocinadores de este futuro proyecto tendrán que enfrentar, es el de encontrar una racional y equilibrada salida a la actual élite sobreviviente que en 1959 desalojó del poder al General Batista. La que dio inicio a un conjunto de profundas transformaciones que cambiaron desde sus cimientos las estructuras de la nación. Esos acontecimientos, con más sombras que luces, se prolongaron hasta 1976, cuando se puso en vigencia la tercera Constitución, aprobada en un Referéndum Nacional. Esta ley de leyes en 1992 fue sometida a un examen por el pleno de la Asamblea Nacional del Poder Popular, la cual aprobó suprimir e incorporar un conjunto de artículos. Por tanto de derecho y hecho una y otra fecha marca definitivamente el surgimiento y consolidación de la tercera república.

Por ello hay que entender que desde el preciso instante que se puso en vigencia la primera ley de la nación la revolución dejó de existir y desde ese momento hasta el presente pasó a ser un hecho histórico.

Como el accionar de los integrantes de la futura concertación estará amparado y respaldado por la Constitución hoy vigente en Cuba, plantearemos a la opinión pública la necesidad de que se gobierne y legisle apegados a los preceptos constitucionales en la cual descansa la república. Planteamos esto porque está ocurriendo todo lo contrario. A diario observamos que dirigentes del gobierno, en sus decisiones, ignoran deliberadamente los órganos constitucionalmente vigentes. Sus actos son justificados en nombre de una revolución que ya no existe, que triunfó en 1959 y que para ellos no ha concluido todavía.

Esta manera ilegal y desautorizada de gobernar, que incurre en sistemáticas violaciones de lo que está preceptuado es encabezada por el Sr. Presidente de la República de Cuba, quien lideréa la cruzada antirrepublicana, arropado en lo que él ha entendido como herencia patrimonialista por ser el fundador del Ejercito Rebelde y, posterior a 1959, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Como él sus más cercanos seguidores, consideran que por el hecho de haber derrotado a la dictadura batistiana, no se oculta de imponer su criterio muy personal, violando lo que en una oportunidad él mismo votó, rubricó y ordenó como Jefe de Estado para que se pusiese en vigencia. Ahora plantea para asombro de todos, que la revolución de 1959 no ha finalizado, y que él y los que lo rodean han determinado su prolongación hasta hoy. Por lo tanto de no ser así, para ellos resultaría un estorbo, porque de consentir el ejercicio de la pluralidad de poderes y que haya espacio para la opinión y el debate, cuestionaría y pondría en tela de juicio sus actuales pretensiones hegemónicas.

El debate y encauzamiento del tema referido a los cambios, cuando lo ubicamos en la compleja cartografía sociológica de Cuba, evidencia que existen una suma de particularidades que resultaría desacertado aproximarlas a otras experiencias que ya son hechos medibles. Podemos ilustrar lo anterior con el caso de las fuerzas armadas; el asunto no es si están a favor o se oponen a las reformas. Esto hay que entenderlo como algo más complejo. No podemos ignorar que en los últimos diez años los militares tienen el control y poder real de influencias, así como de decisión y disuasión por el activo desempeño en la economía, no nos referimos a la propiamente militar, ya que estos diseñan, dirigen y administran la política del turismo en Cuba. Esto cobra notoriedad al desplazar este sector, definitivamente, a la producción azucarera que durante 200 años fue la primera industria del país. Son los que formulan las estrategias del transporte, las comunicaciones y últimamente han asumido la administración y explotación portuaria. Por el hecho de ser Cuba un archipiélago queda claro lo importante de este paso.

Por todo lo anterior, los institutos armados, como históricamente los conocíamos, la visión tradicional y estereotipada del soldado en el cuartel, en la Cuba de hoy su enfoque y análisis ya no es el mismo.

Por ello durante el diálogo y la reconciliación y la posterior puesta en marcha de los cambios, las Fuerzas Armadas jugarán un papel decisivo debido al control que ejercen sobre la economía del país. Contrario a lo que ocurrió en España, muerto el general Franco, los intentos de golpe de Estado en la desaparecida Unión Soviética y la represión de la policía en Rumania, la valoración y acercamiento en Cuba con este clave y decisivo sector hay que tenerlo presente por su alto peso específico, no sólo en los cuarteles, sino que están activamente presentes en la economía. Por tanto sería un suicidio ignorarlos.

Deseamos alertar que sería un desatino que nos pongamos a cifrar falsas esperanzas, contrarias a las soluciones democráticas y que sean los tanques los que impongan las libertades hoy ausentes, o reaccionen como es costumbre en las castas militares, se opongan a las reformas y mantengan el actual régimen a cualquier precio. Por nuestra vocación democrática propiciadora de soluciones pacíficas y dialogadas, uno u otro desenlace de plano lo rechazamos.

En las actuales condiciones lo inteligente es negociar, conversar. Que los sectores castrenses conozcan, qué nos proponemos y que valor le concedemos a su institución y la voluntad de los que propician los cambios, de que ellos no estén ausentes en las transformaciones pacíficas que pretendemos se operen en la sociedad.

La propuesta de organizar esta Concertación está sustentada por el hecho que dentro de la nación, están presentes una suma de elementos que nos confirman que nos encontramos en un tardío castrismo, el cual quiera o no la élite, tienen que asumirlo como una rampa de lanzamiento que propiciará la posibilidad de concretar un conjunto de iniciativas, por la razón misma de los cambios estructurales operados en la macro economía en que la naturaleza del actual sistema, de renta y de servicio, como resultado de los impactos de las remesas y el turismo, componentes principales del Producto Interno Bruto del país, posibilita por infinitos subterfugios la apropiación y acumulación de millonarias sumas de dinero en poder de un grupo apreciable de cubanos. Lo anterior nos dice que no es aventurado afirmar que la iniciativa que propugnamos de reformas y cambios, nos aseguran que la más mínima apertura, acelerará este proceso, hoy lento, de modernidad económica y social de la nación.

Estamos seguros que si se inician los cambios en la esfera de la economía, las actuales tensiones sociales de convivencia ciudadana disminuirán. Creando las bases que permitan reducir las etapas que nos posibiliten negociar el establecimiento de un Estado democrático, que será el resultado de una novedosa ingeniería dialogante, desterrando las posturas y tendencias rupturistas o discursos radicalistas

Queremos continuar insistiendo en el gradualismo, como la metodología más apropiada para convocar al diálogo y los posteriores cambios que proponemos. No podemos incurrir en el equívoco de desconocer el actual estado en que se encuentra la sociedad. Donde cada día es mayor la intolerancia ciega, generando una crispación social incontrolada. Concientes de esta realidad, sólo lograremos nuestras propuestas, si nos atenemos a que nuestro intento de llegar a la democratización, debe ser negociado paso a paso, sin premura, evitando las rupturas o la violencia, con ese proceder sensato e inteligente, no puede existir la menor duda de que la sociedad lo aceptará y sus elementos más dinámicos se convertirán en los defensores más activos de nuestro ofrecimiento de reformas y cambios.

Por el temor, cada día creciente, a un gobierno cuya naturaleza de preservación de su poder es recurrir a conductas de intolerancias, reprime y encarcela, desconociendo y violando todas las normas y legislaciones vigentes, a largas penas en juicios sumarísimos y amañados a todos aquellos que rompen con el miedo y lo denuncian por las irregularidades y violaciones en que este incurre. Ante esa dramática verdad los ciudadanos de a pié tienen fundada desconfianza. El no señalarse forma parte del cuerpo social de la simulación en este estado real de cosas, de las que no escapa nadie. Le corresponderá a los patrocinadores de esta iniciativa emprender los primeros pasos, concientes de los riesgos que hay que enfrentar ante una propuesta tan novedosa e inédita en la historia política e institucional de Cuba. En una atmósfera de frustración y desesperanza, proponemos abordar algo tan concreto como el diálogo, la reconciliación nacional, la reforma y los cambios con un gobierno que la señal que envía, es de no escuchar ni aceptar nada..

Esa obstinada postura de ignorar los cambios que se han producido en el seno de la sociedad, se ha mantenido esgrimiendo un discurso decimonónico, aderezado con sismos absurdos e irreales. El gobierno, ya en sus últimas, ha nucleado en torno a él, a residuales sectores intolerantes, fanáticos que no titubean en organizarse y participar a modo individual o en turbas, según el caso, en las que su fin no es otro que amedrentar y golpear impunemente a los que el gobierno les indica que son sus enemigos. Esa ola de persecución y asedio injustificado, diseñado y protegido por las autoridades, ponen al desnudo que figuras relevante del gobierno, con su proceder injustificado e insensato, están alimentando, peligrosamente, los odios y las venganzas que pueden derivar en situaciones incontrolables, como resultado de la oficialización de una política tan descabellada, inhumana e irresponsable.

Ante esta lamentable realidad es que ahora más que nunca la iniciativa de la Concertación está más que justificada, y para conquistar la incorporación de sectores significativos de la sociedad a tan loable propósito, nuestra conducta debe ser un evangelio vivo en la búsqueda de la moderación, el diálogo y la reconciliación nacional, que en nuestra propuesta no habrá espacio para los odios, las venganzas y por sobre todas las cosas, tendremos que aprender a perdonar y a saber vivir en paz con todos aquellos que en una oportunidad nos oprimieron y se consideraban nuestros enemigos.


La Habana, 30 de abril de 2006

ANEXO

Elementos que deberán ser asumidos como coagulantes, cuyo empleo por cada uno de los integrantes de la Concertación serán de mucha utilidad para el entendimiento y respeto entre sus miembros y por ende afianzarán la profunda cohesión y la buena marcha de esta.


1.- La Concertación se ha concebido para que no haya líderes o grupos de influencias que impongan sus puntos de vistas o intereses. Primará la horizontalidad por encima de la verticalidad.

2.- Las futuras comisiones, equipos de expertos o tareas que se acuerden, no dará espacio a la menor tendencia de protagonismo, la Concertación descansará sobre los principios de la institucionalidad compartida.

3.- Todos los integrantes de la Concertación no tolerarán la más mínima tendencia de engrandecimiento o que alguien o grupo intenten adueñarse del proyecto.

4.- Para que la Concertación llegue a ser una escuela de diálogo, participación, respeto y democracia, se tendrá que aprender a convivir con las diferencias de pensamiento.

5.- Debido a que la Concertación en sus reuniones deberá debatir un extenso grupo de ideas diversas, donde existirán una suma de aspectos que de una manera o de otra se identificarán para que este modo civilizado y moderno de actuar, no sufra rupturas y colapse el proyecto desde dentro, es necesario que los temas sometidos a discusión, cuyo fin no sea otro que garantizar la estabilidad y permanencia de esta, teniendo en cuenta que en ella toman parte organizaciones e individuos, es menester apelar a la herramienta del consenso.

Su empleo para llegar a los futuros acuerdos de forma equilibrada y transparente, será un recurso novedoso que garantizará la permanencia de la concertación. El consenso hay que entenderlo como una original manera de ponernos de acuerdo, ente temas que obligadamente se tendrán que discutir y que por su complejidad y el grado inicial de crispación puede que quizás su final sea irresoluble, pero sólo en el consenso encontraremos respuestas y soluciones a problemas viejos y nuevos. Esta original forma de ventilar los asuntos le permitirá a cada integrante del proyecto, poner en práctica novedosas iniciativas, las cuales, necesariamente deberán descansar en las líneas y principios que han hecho posible el surgimiento de la Concertación.

Con el consenso se podrán superar males que en zonas de la cartografía política provocan y continúan provocando muchos problemas. Nos referimos a las variadas manifestaciones de enfrentamientos que se pueden promover entre las diversas organizaciones y ciudadanos que formen parte de la Concertación. Por tanto todos deberán hacer frente y eliminar el más mínimo brote de predisposición e intransigencia.

Producto del consenso debemos aprender a convivir cuando sabemos que entre nosotros existen pensamientos diferentes, hay que dominar el arte de la negociación, apostando por el equilibrio, no dando cabida, ya sea por error o infantilismo, a que surjan conductas que estén signadas por discursos extremistas.

Es importante que los integrantes de la Concertación no le den el más mínimo espacio a actitudes cainistas, que de permitirse será el detonante que propiciará la liquidación desde dentro del proyecto.

Tendremos que superar el síndrome de los enfrentamientos que a veces pervive en nuestras psiquis sin explicación alguna. Deberemos proponernos que la Concertación se convierta en el nuevo escenario de diálogo, reconciliación y de novedosas propuestas en los espacios políticos.

Todos debemos asumir que diálogo, reconciliación y moderación son los componentes del tejido constitutivo de la Concertación. Por tal motivo este proceso de acercamiento a algunos sectores del gobierno y los diversos segmentos de la sociedad civil no se debe violentar. Debemos asumir que la aceptación del diálogo, la reconciliación y la moderación nos permitirán alcanzar los espacios y reconocimiento necesarios para poder avanzar hacia un proceso de cambios.

Entendemos que si asumimos una desprejuiciada valoración del contradictorio momento histórico en que todos nos encontramos sumidos, y si somos capaces de encontrar juntos los orígenes y posterior explicación de esas contradicciones, estaremos de acuerdo que lo adecuado es proponer la moderación como estrategia única de la Concertación. De esta forma enviaremos una señal tranquilizadora de que no es nuestra intención desplegar acciones de enfrentamientos o rupturas que pudieran desembocar en la violencia.

Por ello lo que nos hará creibles es poner a prueba la inteligencia colectiva, incorporando los elementos más complejos y exigentes presentes hoy en la modernidad política, los que para su concreción y éxitos exigirán, de todos los integrantes de la Concertación, una adecuada preparación teórica y política. Seguros estamos que el consenso producirá ese seductor espacio de movilidad en que deberá desempeñarse la Concertación. El consenso nos permitirá desplazarnos por los laberintos y vericuetos inciertos y llenos de sorpresas que nos plantea la política. El gran reto que asumiremos es convertirnos en una referencia. Hay que trabajar para despertar las naturales inquietudes y expectativas, tanto dentro como fuera de la Concertación, desplegando una responsable labor para crear los ambientes que nos permitan desterrar recelos y prejuicios en sectores del gobierno, así como en zonas de la oposición.


La Habana, 30 de abril de 2006

Partido Solidaridad Democrática. Trocadero 414 bajos, entre Galiano y San Nicolás. C. P. 10200, La Habana. Telefax: 866 8306, Pág. Web: www.psdcubano.com

 


La Tortura, método sistemático de castigo en Cuba


Por:
Dr. Darsi Ferrer Ramírez, Director del Centro de Salud y Derechos Humanos ¨Juan Bruno Zayas¨.
Licenciado Jaime Leygonier Fernández, Periodista Independiente.
Licenciado Carlos Ríos Otero, Periodista Independiente.

El Sr. Fidel Castro y autoridades de su gobierno condenan los casos de torturas referidos a otros escenarios mientras que, a la par, niegan rotundamente que se emplee ese tipo de métodos en Cuba.

La Organización de Naciones Unidas, en su Resolución 3452 (xxx), de 9 de Diciembre de 1975, define como tortura:

Artículo 1
…… se entenderá por tortura todo acto por el cual un funcionario público, u otra persona a instigación suya, inflija intencionalmente a una persona penas o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar a esa persona o a otras. No se considerarán torturas las penas o sufrimientos que sean consecuencia únicamente de la privación legítima de la libertad, o sean inherentes o incidentales a ésta, en la medida en que estén en consonancia con las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos.
La tortura constituye una forma agravada y deliberada de trato o pena cruel, inhumano o degradante.

Desde el mes Julio de 2005 la policía política mantiene bajo arresto a 14 disidentes por el supuesto delito de ¨alteración del orden público¨. La mayoría de ellos fueron arrestados en sus hogares sin que hubieran participado en ninguna actividad, a otros los apresaron en la calle al manifestarse pacíficamente por el aniversario de la masacre del Remolcador ¨13 de Marzo¨, y, los menos, cuando intentaban realizar una protesta frente a la embajada francesa.

Curiosamente, aunque no ofrecieron resistencia, durante sus detenciones muchos resultaron golpeados por turbas de porristas dirigidas por oficiales de la seguridad del estado, entre quienes se destacaron por el marcado nivel de violencia los altos funcionarios del gobierno: Sr. Pedro Saenz Montejo, Primer Secretario del Partido Comunista de la Capital y el Sr. Hassán Pérez, Segundo Secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas. Aunque los agresores sí alteraron el orden, rompieron cabezas, fracturaron costillas, etc., en ningún momento se les ha molestado para que respondan a la justicia.

Los disidentes llevan seis meses de arresto sin juicio y sin presentarles cargos. Encerrados cada uno en celdas tapiadas de tres metros de largo por dos metros de ancho, donde los hacinan junto a tres delincuentes comunes y, a veces, hasta con peligrosos enfermos psiquiátricos.

En ese espacio reducido la falta de higiene es total. Celdas que por instalación sanitaria tienen un turco tipo letrina, algunos por tupiciones desbordan excrementos; desprovistas de ventanas y con mínima ventilación a través de las ranuras, incapaz de atenuar la fetidez que están obligados a respirar los recluidos; sin agua para asearse y la de beber racionada a una cantidad inferior al mínimo que requiere la salud humana; privados de luz natural, solo escasos minutos diarios en locales enrejados.

La alimentación para estas personas es pésima, por debajo de la cantidad de calorías imprescindibles fisiológicamente y carente de valor nutritivo, sin proteínas y de mala calidad; su ingestión le provoca vómitos a la mayoría.

A estos detenidos su único contacto con el exterior se lo limitan a 10 minutos semanales de visita con los familiares más cercanos (un máximo de tres), encuentro que se realiza en presencia de un oficial con ordenes de prohibir la entrega de alimentos, literaturas y hasta determinadas conversaciones.

También son privados del contacto con sus abogados defensores. No tienen derecho a llamadas telefónicas, correspondencia, servicio religioso o asistencia por un sacerdote.

En estas condiciones de encierro permanecen:

1- Ricardo Santiago Medina Salabarría, 37 años de edad. Arrestado en su domicilio, después de esposarlo lo empujaron escaleras a bajo a la vista de sus tres niñas y su señora; por esa caída sufrió contusión en la columna vertebral que le produce neuralgia braquial como secuela. Por el estréss del encierro debutó con Diabetes Mellitas e Hipertensión Arterial, enfermedades crónicas que nunca había padecido, sin que hasta ahora haya sido hospitalizado para chequearlo e imponer el tratamiento adecuado. Igualmente le niegan que tenga en su poder un glucómetro y un equipo para medirse la tensión arterial. Sufre, además, de trastornos del sueño y tiene una pérdida significativa de peso corporal.

2- René Montes de Oca Martija, 43 años de edad. La golpiza durante el arresto le produjo traumas en las costillas y lesión con impotencia funcional del brazo. Tiene antecedentes de Hernia Discal y Neuropatía Periférica, esta última por la carencia nutricional extrema durante la anterior condena política. Actualmente está ingresado en la sala de penados del Hospital Militar ¨Finlay¨, con serias dificultades para deambular, por el agravamiento de su Neuropatía en este período de celda. Presenta cuadro de dolores osteoarticulares, trastornos digestivos y crisis repetidas de sacrolumbalgia.

3- Oscar Mario González García, 64 años de edad. Lo arrestaron cuando salía de su hogar para comprar pan. Periodista que antes de ser apresado únicamente padecía de acidez ocasional. A las varias semanas de calabozo presentó cuadro de trastorno psiquiátrico, con síntomas de confusión mental y ruptura con la realidad. Lo hospitalizaron en la sala de penados del Hospital Militar ¨Finlay¨ y posteriormente fue regresado a la celda, donde mantiene síntomas ocasionales de disociación mental, alteración del sueño, crisis depresiva y claustrofobia, además, ha perdido más de treinta libras de peso.

3- Emilio Manuel Pérez Soria, 49 años de edad. - Lesionado durante el arresto por los golpes que le propinaron en la cabeza, tórax y brazos. Padece de Ulcera Péptica y en la celda se le produjo una Linfangitis Aguda en la pierna izquierda, tan severa que casi lo imposibilita de caminar. Ha perdido más de 25 libras de peso y está muy alterado de los nervios.

4- Roberto de Jesús Guerra Pérez, 27 años de edad. En Octubre se declaró en huelga de hambre por 16 días en demanda de atención médica. Lo ingresaron por unos días en la sala del Hospital Militar ¨Finlay¨ y lo regresaron a la celda. En Diciembre volvió a declararse en huelga de hambre por el mismo motivo, la que debió abandonar por el deterioro marcado de su salud. Tiene antecedentes de Asma Bronquial, Espina Bífida y Pielonefritis Crónica. Durante la reclusión ha tenido crisis de Asma, fuertes dolores osteomusculares e Infecciones Renales a repetición con sangre en la orina. Lleva varias semanas con síntomas de sangramiento digestivo alto (vómitos y heces fecales con sangre). Ha perdido más de 20 libras de peso y está muy pálido con tinte ictérico de la piel y mucosas. Su esposa es amenazada por el instructor, Capitán José Águila Lagos, para que no informe a la prensa independiente sobre el estado de salud y condiciones de reclusión de Roberto.

5- Lázaro Alonso Román, 28 años de edad. Antecedentes de Gastritis Crónica. Ha perdido más de 25 libras de peso y presenta infección en la piel, insomnio, pérdida del apetito y crisis de ansiedad.

6- René Gómez Manzano, 63 años de edad. Abogado que fue arrestado en su casa estando en cama por un proceso gripal. Por la violación de los derechos que le corresponden como detenido se declaró en huelga de hambre y sufrió tal deterioro de su salud que lo ingresaron unos días en la sala de penados del Hospital Militar ¨Finlay¨. Las instancias judiciales le niegan el derecho al Habeas Corpus que presenta su familia.

7- Julio Cesar López Rodríguez, 38 años de edad. Presenta una considerable pérdida de peso de alrededor de 50 libras, además, sufre de dolor en la región hepática abdominal, vómitos frecuentes, trastornos del sueño, crisis ansiosa-depresiva. Tiene antecedentes de Fiebre Reumatoide, Úlcera Péptica e Hipertensión Arterial.

8 - Emilio Leyva Pérez, 40 años de edad. Tiene antecedentes de Úlcera Péptica, Hernia Hiatal e Insuficiencia Circulatoria, padecimiento este del que se ha descompensado bastante durante el encierro, provocándole dolor, inflamación, tumefacción y calambres en las manos y pies. Sufre de pérdida de peso cercana a las 40 libras, infección de la piel y de Escabiosis (Sarna).

9- Santiago Valdés-Hoya Pérez, 35 años de edad. Saludable antes del arresto. Debutó en el calabozo con Hipertensión Arterial que le provocó un cuadro de Isquemia Cerebral Transitoria. Se queja de frecuente dolor testicular por Varicoceles que requiere de intervención quirúrgica. Ha perdido más de 20 libras y contrajo infección en la piel y una Micosis extensa en el cuero cabelludo.

10- Francisco Moure Saladriga, de 46 años de edad. Apresado en su hogar. Ha perdido más de 20 libras. La reclusión le ha afectado la visión con disminución progresiva de la misma. Sufre de frecuentes dolores osteomusculares, infección en la piel, Pediculosis (Piojo), trastornos del sueño y crisis de ansiedad.

11- Miguel Ángel López Santos, de 50 años de edad. Tiene antecedentes de trastornos Psiquiátricos, Epilepsia, Úlcera Péptica y Neuropatía Periférica, patologías estas que se le han agravado en el calabozo. Se adicionan a su estado de salud frecuentes dolores osteomusculares y pérdida significativa de su peso corporal.

12- Raúl Martínez Prieto, de 42 años de edad. Presenta descompensación de su Hipertensión Arterial y en varias ocasiones ha tenido cuadros de Neumonía. También sufre de Pediculosis, trastornos del sueño, pérdida del apetito y disminución importante del peso corporal.

13- Camilo Ernesto Cairo Falcón, de 34 años de edad. Tiene antecedentes de Asma Bronquial, y ha presentado severas crisis durante todo el tiempo de reclusión. Ha tenido varios cuadros de Neumonía y últimamente sufre de Estomatitis Herpética que le dificulta seriamente la ingestión de alimentos. Al arrestarlo lo golpearon salvajemente, lo que le provocó perforación del tímpano en el oído izquierdo, dos fracturas costales aún no consolidadas y heridas en la cabeza. Por la depauperación de su salud lo mantienen ingresado en la sala de penados del Hospital Militar ¨Finlay¨.

Como demuestran los hechos, desde el arresto esos seres humanos son sometidos a sufrimientos físicos y mentales que inducen daños irreversibles en el estado de salud de cada uno de ellos. Las condiciones en las que los confinan no cumplen las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos en los Centros Penitenciarios.

Ello explica que en todos los casos aparecieran enfermedades y se descompensaran las existentes, así como el serio daño psicológico en todos, incluso la aparición de trastornos psiquiátricos con pérdida de la razón en dos de ellos.

Es lógico reconocer que esos perjuicios ocasionados a sus organismos inciden directamente limitando la calidad de vida por el resto de sus días, con la consecuencia natural de acortar les su esperanza de vida.

Después de someterlos a condiciones de encierro que hacen imposible la conservación de la salud, el brindarles asistencia médica constituye otro mecanismo para presionar a los reos y sus familias, de hecho, de los catorce ninguno están recibiendo tratamiento médico adecuado.

Las familias además de ser víctimas de los sufrimientos y traumas por la situación de sus seres queridos, soportarán en el futuro las limitaciones permanentes por los daños físicos, psicológicos, económicos y de marginación social.

Como prueban las circunstancias de sus arrestos, estas personas no alteraron el orden, no obstante, si hubiesen incurrido en algún delito, no existe Justificación Legal ni Moral para el trato que se les da y para sostener la negativa de las autoridades a reconocerles derechos al Habeas Corpus, otorgarles fianzas o presentarlos a juicio.

Al valorar los elementos anteriores se impone la presunción de que en el país existe ensañamiento como método de castigo para intimidar a quienes sostienen convicciones políticas opuestas a la oficialidad.

En ese sentido, debe señalarse que en el año 2002 también por presunta ¨alteración del orden¨, otro grupo de opositores sufrió prisión prolongada sin juicios ni cargos, en condiciones similares de cautiverio que ocasionaron daños en el estado de salud de todos; entre ellos:

El Sr. Leonardo Bruzón Ávila, saludable en el momento de su arresto, en la cárcel estuvo a punto de morir por las huelgas de hambre que hizo exigiendo su derecho a juicio o su liberación. Fue excarcelado con Diabetes Mellitus, Hipertensión Arterial, Hiperlipidemia, Ataques Transitorios de Isquemia, Polineuropatía, Neurosis Depresiva Severa, además de perder los dientes y sufrir marcada pérdida de la visión.

El abogado Juan Carlos González Leyva, único Ciego en el mundo preso de conciencia, cuya limitación se sobre entiende resulta incompatible con el régimen carcelario y, por ello, aún después de excarcelado no puede recuperarse de los trastornos psiquiátricos que contrajo en la prisión.

En el 2003 le tocó el turno a otro grupo de 75 opositores pacíficos que todos testimonian progresivo deterioro de la salud física y psíquica, incluso las autoridades extendieron licencias extrapenales eventualmente a 15 de ellos por lo delicado de su salud, y no se conoce de uno solo que se conserve saludable.

En el 2004 la acumulación de esas condiciones carcelarias infrahumanas provocó el estallido de motines sangrientos en la Prisión Provincial ¨Combinado del Este¨ y en la Prisión “1580¨, ambas en la Ciudad de la Habana, con un saldo de varias decenas de muertos y lesionados.

Son incontables los casos que ilustran la Práctica Sistemática e Institucionalizada de métodos que, según la definición de las Naciones Unidas, tipifican como Tortura en las cárceles de Cuba, aplicados con el propósito de Castigo e Intimidación.

Sugerimos a las autoridades del país que niegan tales prácticas que investiguen, además de estos casos expuestos, la situación de los más de trescientos presos políticos que en la actualidad cumplen injustas condenas.

Como norma en los más de doscientos centros penitenciarios del país, que albergan una población penal cercana a los cien mil reclusos, estos carecen de protección frente a los tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Le recomendamos al Gobierno Cubano que asuma la obligación de respetar su propia legislación penal y, de igual modo, las legislaciones internacionales contra la tortura establecidas por los Organismos Multilaterales.

A la vez, pedimos a la Cruz Roja Internacional, al Comité de Detención Arbitraria de la ONU, así como a los Gobiernos e Instituciones Democráticas, le exijan al Gobierno Cubano que reconozca y aplique esas legislaciones.

Dado en la Ciudad de la Habana, a los 9 días de Enero de 2006.


Entrevista con Fernando Sánchez López
Presidente del Partido Solidaridad Democrática (PSD) de Cuba

La Habana, 31 de mayo

Carlos Serpa Maceira, Lux Info Press / DNI

El conocido opositor al régimen de Fidel Castro, Fernando Sánchez López, Presidente del Partido Solidaridad Democrática (PSD), agrupación que dentro de la isla cuenta con delegaciones en las 145 provincias además de ser la más numerosa en miembros y en estructura, y observador de la Internacional Liberal desde 1999, concedió una entrevista a la Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa Lux Info Press.

P - Periodista Carlos Serpa Maceira
R - Fernando Sánchez López

P - ¿Qué opina usted sobre la posición actual de la Unión Europea con relación a Cuba?

R - Bueno sobre ese tema voy a darte no sólo mi opinión personal, sino también la del PSD, el cual presido. Con respecto a los cambios en Cuba nosotros siempre hemos estado a favor del diálogo y la negociación. Nos parece que es la vía más racional para lograr una transición gradual y tranquila hacia la democracia. Es por ello que observamos con muy buenos ojos la reanudación del diálogo crítico entre Cuba y la UE. A su vez hemos recordado a esta entidad que todavía persisten en la isla las violaciones de derechos humanos, así como la intolerancia y la represión por parte del régimen hacia las distintas alternativas existentes, además de que continúan en las cárceles cubanas más de trescientos presos políticos y de conciencia.

P - ¿Usted es partidario de un diálogo con el gobierno de Fidel Castro?

R - Somos partidarios de un diálogo entre todos los factores de cambio en Cuba. La oposición interna, el exilio y el gobierno. Creemos que de ser excluido cualquiera de estos tres factores, no habrá cambios pacíficos en Cuba. En Cuba existe una dictadura, la cual nos ha cambiado la República por la palabra revolución, luego entonces el enfoque principal es no dejarse embaucar como anticastrista, si no tomar conciencia de que luchamos por cambiar la dictadura por la democracia para restablecer la República.

P - ¿Cómo ve el embargo de EEUU hacia Cuba?

R - El embargo es un conflicto histórico entre los dos gobiernos y deben de resolverlo ellos y por tanto no es el problema principal de los cubanos. Tomar como pretexto que la falta de todas las libertades en Cuba se deba al embargo es totalmente falso. Por mi parte creo que este tema divide a los cubanos lo cual es una trampa y nos entretiene de otros asuntos que son las verdaderas causas por las que se ha mantenido en el poder el régimen totalitario por más de 46 años. Habrá que ver si la campaña llevada a cabo por las autoridades de la Habana para que sea derogado dicho embargo, es verdaderamente sincera.

P - ¿Cuba necesita una reconciliación nacional?

R - Desde luego, no puede haber transición si antes no hubo una reconciliación entre todos los cubanos.

P - ¿La transición pacífica en Cuba, tardará?

R - De hecho, ha tardado demasiado, ya son 46 años y por ley de la vida pienso que falte menos. De cualquier manera, eso dependerá del buen juicio, la inteligencia y la capacidad de unión que tengamos todos los que luchamos por que esta triste historia termine de una vez y por todas. No obstante, no hay que esperar que la ley de la vida decida, debemos decidirla nosotros y la historia.

P - ¿Considera usted al Proyecto Varela un proyecto terminal?

R - De ninguna manera. El Proyecto Varela es una magnífica iniciativa que puso en jaque al régimen en su momento y constituyó un factor determinante para el reconocimiento internacional de toda la oposición cubana pero también creo que el Proyecto Varela fue el preámbulo de los que es hoy el Diálogo Nacional.

P - El Congreso de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil en Cuba, efectuado los días 20 y 21 de mayo en la Habana ha sido catalogado de histórico y de un paso de avance en la consolidación de la oposición pacífica en Cuba, dénos su opinión:

R – Efectivamente, me parece que se puede catalogar de esa manera, al igual que lo han sido otros proyectos en su momento. Son históricos el Proyecto Varela, la Propuesta de Todos Unidos, las Bibliotecas Independientes, la Prensa Independiente, los Principios Arcos, la Mesa de Reflexión de la Oposición Moderada y su Plataforma Común, la Primera Convención del PGD realizada en junio de 2001 con más de 60 delegados de todo el país e invitados nacionales y extranjeros. Siendo esta la primera vez que una organización opositora realizara un Congreso y muchos otros proyectos y documentos que escapan a mi memoria. Todos han significado un gran paso de avance en la consolidación de la oposición pacífica en Cuba.

P - ¿Cómo usted ve el papel del exilio cubano actualmente?

R - Para mí el papel del exilio en la actualidad es indispensable y determinante porque es el complemento de la oposición interna, un no puede prescindir de la otra y viceversa ya que somos los mismos cubanos. Me parece que el exilio debe ser el apoyo político, moral y económico de la oposición interna independientemente de la organización, de las personas o de la línea política de que surjan las propuestas dentro de Cuba, por lo que a veces es preocupante la intolerancia y los ataques que salen desde algunos sectores del exilio hacia los que duramente luchamos dentro de Cuba

P - ¿Cómo usted ve el futuro de Cuba?

R - Veo el futuro de Cuba tal y como lo soñara nuestro apóstol José Martí "Con todos y para el bien de todos". Un país donde quepan todas las ideas, donde existan las libertades políticas, económicas y sociales; un país donde se tolere y se respete al diferente, donde los padres puedan escoger el tipo de enseñanza que quieren para sus hijos, donde no haya perseguidos ni prisioneros por causas políticas. Un país donde no existan las tenebrosa Seguridad del Estado, los CDR, los sindicatos plegados al gobierno, la prensa manipulada y propagandista; donde no haya mesas redondas con un solo criterio ni se gaste tanto dinero en tribunas abiertas y marchas. En fin, un país libre, democrático y de derecho donde sus líderes y sus políticos sean personas normales y que su única premisa sea la de sentir al pueblo.


3 de marzo del 2003

Monseñor Jaime Ortega Alamino, Cardenal de todos los cubanos.
Arzobispo de La Habana.

Excelencia:

El 21 de agosto del pasado año, el Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel dirigió una carta abierta a Su Señoría en la cual hacíamos un llamado a la alta jerarquía de la Iglesia, para que fijando la vista en su pueblo, levantara su voz, firme y transparente, pidiendo con amor cristiano paz, justicia y libertad para nuestra sufrida Nación.

Como en aquella oportunidad no hubo respuesta a nuestro llamado, insistimos el 15 de enero del presente año; esta vez dirigimos nuestro llamado a la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

Con sumo placer y gratitud a Su Excelencia -hemos escuchado por la radio primero, y leído después- la Carta Pastoral, que en conmemoración del 150 aniversario de la muerte del Siervo de Dios Padre Félix Varela, ha publicado usted al pueblo de Cuba y al mundo.

Fueron el Padre Varela y José Martí los apóstoles que quisieron y predicaron una patria cimentada en el amor; lo resumió el primero en su pensamiento: "No hay patria sin virtud, ni virtud con impiedad", y el segundo: en su "Rasa Blanca".

En un momento crucial como el que viene sufriendo nuestra sociedad, carente de lo más elemental para el logro de su subsistencia; en momentos en que abrumado por los continuos sufrimientos que no parecen tener fin, el pueblo se siente abandonado y se debilita su Fe -la voz de su Iglesia es tonificante y prometedora.

Nuestra juventud -cantera inagotable de vitalidad y motor impulsor para el logro del desarrollo de una nación próspera y saludable- se encuentra descarriada, desorientada y sin perspectivas, como consecuencia de una formación que es el producto de una educación plagada de adoctrinamiento político y profunda corrupción moral; doctrina política materialista y atea que como tal conculca todos lo valores espirituales y éticos sobre los cuales se cimentaba nuestra sociedad; corrupción moral, cuya finalidad no es otra que la de destruir a la familia, base fundamental de nuestra Nación.

La Iglesia Católica Cubana debe dar seguimiento a las palabras del Santo Padre Juan Pablo II dirigidas a los jóvenes cubanos en la Santa Misa celebrada en la Plaza Ignacio Agramonte, de Camagüey, cuando dijo: "De corazón me dirijo a ustedes, queridos jóvenes cubanos, esperanza de la Iglesia y de la Patria, presentándoles a Cristo, para que le reconozcan y le sigan con total decisión. Él les da la vida, les enseña el camino, los introduce en la verdad, animándolos a marchar juntos y solidarios, en felicidad y paz, como miembros vivos de su cuerpo místico, que es la Iglesia".

La Iglesia con su apostolado ha de rescatar a la juventud cubana para Cristo; nosotros, con nuestra prédica de paz, amor y justicia -la rescataremos para cosruir la patria de Varela y de Martí.

Excelentísimo Cardenal de todos los cubanos: "El Rebaño" está siendo perseguido y hostigado sin cesar por el "Lobo"; el "Pastor", o sea, la Iglesia, tiene que velar constantemente a sus Ovejas para librarlas del "Lobo".

Gracias Monseñor por su Carta Pastoral. Permaneceremos junto al pueblo por Cristo y por la Patria.

Firmado,

Félix Navarro Rodríguez
Presidente

Junta directiva: Tomás Fernández Tihert, Emilio Bringas Dévora, Iván Hernández Carrillo, Caridad Díaz Beltrán, Lázaro de la Paz Abella, Sergio González Suárez-Inclán, Orlando Rodríguez Rodríguez, Félix Pérez Palenzuela.

 

Mi protesta es... por los que encierran
Por Pablo Rodríguez Carvajal

22 de febrero del 2003

A veces se escucha la pregunta de que por qué no han encerrado a Oswaldo Payá Sardiñas, gestor del Proyecto Varela -en algunos casos hasta reclaman-, como a ocurrido con otros, como el Dr. Oscar Elías Biscet o Juan Carlos González Leiva*.

Y mi protesta no es por quien no encierren, sino por los que encierran.

¿No es la arbitrariedad una de las constantes menos discutibles del régimen totalitarista que hoy impera en Cuba?

Con menos de 24 horas de aviso, el tribunal municipal de Palma Soriano condenó a Jesús Mustafá Felipe y a Robert Montero Tamayo, gestores del Proyecto Varela, a 18 meses de prisión por supuestos delitos de desacato y resistencia a la autoridad. Y hay otros dos en las provincias orientales, cuyos nombres aún no tengo, que también han sido condenados.

Dígame alguien que esto no es arbitrario. Como arbitrario es -y diametralmente opuesto- que en el día de hoy cumplen un año de haber sido puesto en prisión Leonardo Miguel Bruzón Ávila, Emilio Leyva Pérez, Lázaro Miguel Rodríguez Capote y Carlos Alberto Domínguez González, sin hasta la fecha haber sido puestos ante tribunal alguno.

Juan Carlos González Leiva, invidente, quien en pocos días (el 4 de marzo para ser exacto) cumple un año de prisión, al igual que otros 7 -entre activistas y periodistas independientes- recibió, en un espacio de tiempo que no cubría un año, tres golpizas, no contando la que le dieron el 4 de marzo del 2002 cuando lo llevaron a la cárcel, como ya dije.

Las primeras dos de las tres golpizas que recibiera González Leiva fueron por recoger firmas para el Proyecto Varela. En ambos casos fue secuestrado y abandonado en lugares distantes y apartados, dejándole sin el bastón de ciego, espejuelos y sin la Biblia de Braille, así como también decomisándole documentos y planillas del Proyecto Varela. La tercera golpiza a que hago referencia tomó lugar el 25 de diciembre del 2001, mientras intentaban inaugurar la Biblioteca Independiente Emmanuel, en Florida, Camagüey.

Muchos han recogido firmas para dicho proyecto, y muchos han inaugurado bibliotecas independientes, de hecho, no se sabe cuantos miles de firmas se han recogido después de las 11. 020 que se entregaron inicialmente. Y bibliotecas independientes, solamente del Proyecto de Bibliotecas Independientes de Cuba hay más de 100 y sabemos que hay muchísimas más, de otras organizaciones. Pero no todos los que han recogido firmas han sido golpeados. No todos los que han inaugurado bibliotecas independientes han sido golpeados. Ni todos los bibliotecarios independientes han ido a prisión como fue Julia Cecilia Delgado por un año y ahora están González Leiva y Bruzón Ávila.

Que más arbitrario que encarcelar a un niño de 12 años de edad por décadas, por el solo hecho de quemar un campo de caña. Este es el caso de Santos Orlando Mirabal Rodríguez**, quien en el año 1966 fue puesto en prisión con una sanción inicial por la cual sería puesto en libertad arribada la mayoría de edad, solo para que al extinguirse dicha condena lo mantuvieran en prisión, sin ningún otro juicio, por orden del Ministerio del Interior. No fue hasta el año 1981, cuando ya llevaba 15 años de prisión sin que sus carceleros le permitieran ver a su madre, que fue sancionado a nueva condena de 10 años de prisión, que comenzaría a contar a partir del 5 de agosto de dicho año.

¿Puede haber algo comparable a la masacre perpetrada contra 72 jóvenes, el día 12 de enero de 1959 en Santiago de Cuba, bajo la dirección de Raúl Castro, que fueron llevados a las cercanías de la loma de San Juan, donde fueron ametrallados bárbaramente y tirados en una zanja común que luego fue cubierta por un buldózer?.

Es incontable la cantidad de hojas que pudiéramos utilizar mencionando las arbitrariedades que han ocurrido en los pasados 44 años. Y una simple reflexión bastaría para comprender que cuestionando el que uno no vaya a prisión mientras otro sí, sólo sirve para ayudar al principal causante de todos los males que aquejan al pueblo cubano: el arbitrario régimen totalitario. Reservo mis energías para protestar por quienes encierran arbitrariamente.

* Algunos otros que se encuentran en prisión sin ir ante un tribunal: De la misma causa de Juan Carlos González Leiva: Delio Laureano Resquejo Rodríguez, Enrique García Morejón, Antonio García Morejón, Lázaro Iglesias Estrada, Lexter Telles Castro, Carlos Brizuela Yera y Virgilio Mantilla Arango.

Del 28 de febrero del 2002: Iovany Aguilar Camejo, José Aguilar Hernández, José Enrique Santana Carreira, Rafael Corrales Alonso, Ricardo Ramos Pereira, y Carlos Oquendo Rodríguez, quien esperaba entrar a cumplir una sanción aparte.

Casos más recientes son: José Francisco Ramírez Calleja (31 de julio de 2002), Guillermo Fariñas Hernández (17 de octubre del 2002).
Presos desde el 6 de diciembre de 2002 se encuentran: Oscar Elías Biscet, Raúl Arencibia Fajardo, Virgilio Marantes Guelmes y Orlando Zapata Tamayo.
Presos desde el día 10 de diciembre del 2002 se encuentran: Rogelio M. Menéndez Díaz, Henry Sammuel Peña y Miguel Moure Saladrigas.
También está el caso de Delfín Rodríguez Hernández, quien no se sabe si fue ante un tribunal, solo que fue sancionado a un año.

** Fuente de esta información: Denuncia hecha por Ernesto Díaz Rodríguez Un Niño Mártir del Presidio Político Cubano que aparece en el libro Rehenes de Castro (Testimonio del Presidio Político Cubano).

LA LIBERTAD
Por el Dr. Ricardo Ayestarán

"La libertad Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurarse la vida"

Don Quijote de la Mancha

Cierta vez alguien le preguntó a Don Manuel Azaña si él creía que la libertad haría a los hombres más felices. A lo que ese gran español le contestó diciendo: "Yo no sé si los hará más felices, pero seguramente los hará más hombres".

La libertad no garantiza la felicidad de una nación, pero su pérdida ha acarreado siempre la infelicidad de la mayoría de los habitantes de todos aquellos países que han debido transitar la calígine liberticida de una dictadura. Porque la Libertad se encuentra en la base de todo sistema de convivencia pacífico, civilizado, igualitario y fraterno que se pretenda construir.

Múltiples son los ángulos desde los que se puede abordar el tema de la libertad y el hombre, pero hoy queremos reflexionar sobre la necesidad permanente de la defensa de las libertades políticas y democráticas en el marco del estado de derecho. Libertad de opinión, libertad de reunión, libertad de prensa, libertad de culto, libertad de cátedra, libertad de entrar o salir al país de uno, libertad de asociación, libertad sin iras, simplemente libertad.

Es posible que la defensa de la libertad sea un tanto obvia en la medida de que no existen personas que se auto proclamen enemigas de la misma. Sin embargo el tema tiene sus bemoles cuando dejamos el ámbito de la especulación filosófica e ingresamos al terreno mas concreto de las ideologías y de la política. Por algo decía Antillón que el afán de oprimir es tan propio de la historia humana como el sufrir esa opresión. Tampoco es nuevo que las dictaduras ofrezcan como señuelos pedazos de pan, aunque ahora el circo llegue vía satélite.

La defensa de la libertad como principio y como fin en sí mismo implica un compromiso ético que no puede estar supeditado a las interpretaciones político - coyunturales de los archimandritas ideológicos de turno de cualquiera de las múltiples variantes de regímenes liberticidas presentes o pasados, de derechas o de izquierdas, ateos o religiosos, civiles o militares.

Porque como decíamos antes, si bien nadie se manifiesta explícitamente contra la libertad, existen a lo largo y ancho del mundo personas que consciente o inconscientemente sufren de lo que yo llamo hemiplejia ideológica.

Dicho mal consiste en ver con mucha claridad a los liberticidas y conculcadores de derechos humanos de otras ideologías, pero sufren de notoria ceguera y de una extraña parálisis de su militancia libertaria cuando el tiranuelo de turno está de su lado del mostrador.

Quienes somos verdaderos militantes de la libertad, reconocemos un único método que legitima el mandato de cualquier gobernante en el mundo, más allá de que su gestión como administrador de la cosa pública haya sido buena, regular o mala. Y es el viejo y querido sistema republicano democrático y pluralista, con voto secreto, universal y asentado en sus tres poderes independientes, tal como lo propusiera Montesquieu hace largo tiempo y hasta ahora no se ha conocido nada mejor.

Todo lo demás son cuentos mesiánicos que la historia ha probado una y mil veces que conducen sistemáticamente al mismo lugar: la tiranía. Y los caminos al despotismo a lo largo de la historia han sido múltiples y variados, algunos han sido ilustrados, otros brutales, otros religiosos y otros románticos. Han habido de derechas y de izquierdas, populistas y oligárquicos, nacionalistas e internacionalistas, pero todos siempre tienen la misma marca en la pezuña que denuncia su condición: son liberticidas.

Don José Gervasio Artigas, el primero y el más grande de los orientales, resumió su larga lucha contra el absolutismo español, el imperialismo luso - brasileño y el centralismo unitario porteño, en una frase que contiene una formidable lección ética, moral y política para cualquiera: "La cuestión es sólo entre la libertad y el despotismo".

Por lo tanto a la hora de trazar líneas divisorias que marquen posiciones, para mí esa frase del Pepe Artigas es el Rubicón moral del pensamiento ideológico y político de las personas.

Es que la defensa de la libertad de pensamiento, de opinión, asociación y circulación, del pluralismo político, de la igualdad ante la ley, así como la igualdad de oportunidades políticas y sociales, y el funcionamiento del estado de derecho basado en el viejo, pero insuperable tríptico de Montesquieu, entre otras, une.... y separa.

De la misma manera la solidaridad con los oprimidos y los desposeídos de la tierra, los que sufren hambre y sed de justicia y de la otra, con los presos políticos, los torturados y todas las victimas de las guerras, -de todas las guerras-, del terrorismo, -de todos los terrorismos-, incluyendo en primer lugar el terrorismo de estado, también une y separa.

Une, porque sólo sobre estos valores se puede construir una sociedad libre, justa y solidaria para quienes habitamos este pálido punto celeste en el espacio infinito como decía Carl Sagan; pero también separa porque la condición sine qua non, so pena de lesa hipocresía, es que no pueden haber diferencias a la hora de defender o denunciar, según quién sea la víctima o el verdugo de turno.

Porque en términos de derechos fundamentales sostener que el fin justifica los medios, es de una perversa inmoralidad ética. Ninguna ideología, religión, convicción política o filosófica puede justificar matar, torturar o conculcar la libertad individual o colectiva de quienes no piensan como sus prosélitos.

Como decía más arriba, estoy seguro que este planteo es compartido por gente de muy diferentes maneras de pensar, pero también sé que de la misma manera, gente de todos los pelos está en las antípodas de este pensamiento. Porque si no fuera así no habría dictaduras violadoras de los derechos humanos y sobre todo no habría gente que por distintas razones, con la pluma, la oratoria o con los hechos, defiende o justifica liberticidas de todos los signos.

Porque una dictadura es una dictadura no interesa el color, el pelo o la barba de quién sojuzga libertades.

Porque no hay dictaduras buenas, todas son malas.

Las habrá más o menos malas. Elijan el indicador que quieran para medir el grado de maldad de las dictaduras. Porcentaje de presos políticos, litros de sangre derramada o años de permanencia inconsulta en el poder.

Sólo podrán rankear el mal, pero nunca exonerarlo.

Una forma interesante es usar indicadores demográficos. No se conoce ningún ejemplo de dictadura donde se haya producido movimientos inmigratorios significativos. Antes bien la constante de los regímenes liberticidas es la emigración masiva de su propio pueblo. No se conocen ejemplos de dictaduras que vigilen las fronteras para evitar que los extranjeros ingresen al país, muy a la inversa todos sabemos que los déspotas están obligados a vigilar sus fronteras para que no se les escape su propia población. Hay ejemplos tan conocidos que no necesitamos nombrarlos, de cómo y de que forma huye la gente del despotismo y la tiranía.

Saltando muros o remando.

Claro que, -valga la paradoja-, cada quién es libre, en los países libres, de defender la dictadura que más le guste. Pero quienes así lo hacen deben asumir que lo que defienden es eso: un sistema liberticida y por ende violador del derecho más elemental de un ser humano.

Y no pueden sostener que defienden un conjunto de valores morales y éticos. Porque quién está dispuesto a sacrificar esos valores en nombre de un objetivo político, ideológico o religioso, entonces simplemente está usando esos valores de manera espuria y maquiavélica.

Por eso creo que lo fundamental en la defensa de la libertad como eje de la convivencia civilizada no transita por una dicotomía entre izquierdas o derechas. Ni entre los coyunturales enfrentamientos de circunstanciales regímenes de gobiernos de países ideológicamente distintos. Si no que pasa por el compromiso real y verdadero de cada uno de nosotros con valores inalienables que deben estar primero que las convicciones ideológicas y partidarias. Para que desde todos los rincones del mundo, desde todas las distintas formas de pensar de los seres humanos, haya cada vez más hombres y mujeres luchando para que nunca más, en ningún lugar y bajo ninguna circunstancia un hombre prive a otro hombre de alguno de sus derechos fundamentales solamente por tener una opinión distinta en el campo político, filosófico o religioso.

Montevideo, noviembre de 2002

 

Asistentes de la XII Conferencia Cumbre

Ciudad de la Habana, 21 de octubre de 2002

Excelentísimos señores jefes de estado de los países asistentes a la XII Conferencia Cumbre Iberoamericana

Excelencias:

Disfrutamos del prestigio y el honor de dirigirnos a Uds. como representantes de las organizaciones integradoras del Consejo Nacional de Resistencia Cívica en Cuba (C.N.R.C.C.), los saludamos en ocasión de esta cita y los exhortamos a no desmayar en la defensa del ideal democrático que hoy es realidad política en cada uno de vuestros respectivos países.

El mandatario cubano ha hecho caso omiso de las exhortaciones que se le han sido hechas y ha violado todos los compromisos que en su condición de jefe de estado ha suscrito en las cumbres latino americanas que han tenido lugar en los últimos años.

Les pedimos solidaridad con nuestro sufrido pueblo dividido entre la diáspora y los que vivimos en esta bella isla.

Esperamos de ustedes que pongan el acento en el bloqueo que impone el régimen a las libertades de nuestro pueblo y no en el diferendo que tiene esta dictadura con el gobierno de los Estados Unidos.

Pedimos libertad sin destierro para todos los presos políticos. Llamamos vuestra atención sobre la carencia de libertades civiles en nuestro país y la forma que se viola sistemáticamente la Declaración Universal de los Derechos Humanos por parte del gobierno totalitario de Fidel Castro.

Desde nuestra posición de luchadores pacíficos y resistentes cívicos les deseamos éxito en esta Cumbre, afirmados en nuestras posiciones de demócratas y hombres libres.

Rogelio M. Menéndez Díaz
Pdte. Municipios de Cuba Pro Derechos Humanos

Ángel Moya Acosta
Pdte. Libertad Democrática por Cuba


Bárbaro Antonio Vela Crego
Pdte. Movimiento Cívico 6 de Enero


Carlos Prades Herrera
Pdte. Unión Nacional Cubana


Carlos R. Jiménez Carrero
Pres. Agenda Nacionalista


Enri Saumuell Peña
Pdte. Alternativa Republicana

Miguel Moure Saladriga
Pdte. Al Rescate Por la Libertad y Democracia

Lázara de la Caridad Sardiñas
Pdte. en funciones Unidad Femenina Cubana

Dado a Martha Tamargo el dia 1 de noviembre de 2002

 

"Muchas Contiendas, Muchos Frentes"


Sí, este mundo como dice Facundo Cabral "…a pesar de los homicidas y suicidas sigue siendo un paraíso". Sí, un paraíso, pero no es un paraíso para personas como el Dr. Oscar Elías Biscet y Jorge Luis García Pérez, "Antúnez", por sólo mencionar dos de los tantos disidentes que hoy viven, o mejor dicho existen, en celdas tapiadas en la isla de Cuba.

Deberíamos entender que para una madre que es vendida como esclava y separada de su hijo, para aquel mexicano que un ranchero racista le mata un ser querido en la frontera, para los padres del joven neoyorquino que sólo por ser negro le hicieron 41 disparos, para los familiares de la dama que en Colombia le pusieron un collar bomba, como para los familiares de los miles que han pasado por el paredón de fusilamiento en Cuba, sin ni siquiera un juicio, para todos ellos, es difícil aceptar que este mundo sea un paraíso.

Sólo he querido mencionar algunos de los tantos frentes por los que se debe luchar. Pero, ¿puede uno luchar en todos los frentes?

Mas no es precisamente de un frente en Norte, Centro, o Sudamerica que les quiero hacer conciencia. Hoy quiero dejar que mi mente divague por el mundo, que sobrepase mares y fronteras y llegue a un país en un continente lejano, Sudán, donde hoy, en el año 2000, existe la esclavitud. Sí, en este país africano, existe una esclavitud igual o peor a la esclavitud que existió en los Estados Unidos, ya que el valor monetario de estos esclavos es tan bajo, que sus esclavizadores se pueden dar el lujo de hacer trabajar a estos infelices hasta provocarles la muerte.

Fue un artículo de A. M. Rosenthal que una vez leí en El Nuevo Herald, el que me motivó ha navegar por el internet en busca de más información sobre esta pobre gente del sur de Sudán, estos pobres seres que viven aterrados por el ejército, la Fuerza de Defensa Popular. Estas milicias, que son armadas por el Frente Nacional Islámico, que es el gobierno musulmán, llegan a las aldeas, las saquean, matan a los hombres, se llevan a sus mujeres y niños para venderlos como esclavos, y dejan lo que quede atrás en llamas. Muchas de estas personas pasan años en cautiverio; pasando hambre, recibiendo golpizas, sufriendo violaciones sexuales, siendo circuncidados y forzados a convertirse a la religión musulmana.

Estos cazadores de carne humana son árabes, y los capturados son los dinkas. Los dinkas, son gente noble y gentil que pertenece a una tribu de negros africanos de aproximadamente 2.5 millones y habitan en la parte sur de Sudán. Los dinkas, son por lo general agricultores y ganaderos, son en su mayoría cristianos y animistas.

La guerra civil irrumpió a mediado de los ochenta entre el norte musulmán y los cristianos y animistas del sur. La gente del sur de Sudán quiere su autonomía, ellos quieren un estado multicultural y demócrata, pero los árabes no quieren aceptar esto. Sudán es un país rico en petróleo y minerales, mas sus habitantes viven en condiciones paupérrimas, muchos están desnudos, otros vestidos de harapos y descalzos.

Organizaciones humanitarias, como la Cruz Roja Internacional, han ido al rescate con alimentos y medicinas, pero en los últimos años el gobierno de Khartun, capital de Sudán, les ha ordenado que se mantengan fuera de la zona. Esto es una clara señal de la macabra intención del Frente Nacional Islámico de llevar a estos cristianos y animistas, que quieren mantener su religión, hacia la extinción.

Otra organización que ha estado haciendo una labor extraordinaria es Solidaridad Cristiana Internacional (CSI, por sus siglas en inglés). CSI es una organización pro derechos humanos, con sedes en un gran número de países, que se ha dado a la labor de auxiliar a los dinkas.

Sin embargo, según Rosenthal, el día 7 de septiembre de 1999, la ONU discutió posibles sanciones…no contra el gobierno de Sudán, sino contra CSI, porque había patrocinado a un rebelde sudanés, no identificado como tal, para que hablara en una sesión de un comité en Ginebra. El país que se quejó fue precisamente, Sudán. Los Estados Unidos fue el único país que votó en contra de Sudán, y el grupo de los países que votaron a favor de Sudán incluyó Cuba, China, India, Pakistán, Rusia, Senegal y Argelia. Y acaso no es de preguntarse, "¿por qué los delegados de todos estos países votaron a favor de los esclavistas?"

CSI, según narra Linda Slobodian en un reportaje especial publicado en www.canoe.com/SlaveTrail/home.html, también se ha dedicado a la tarea de comprarle la libertad a los esclavos. Tarea difícil, ya que los miembros de CSI son sentenciados a prisión de ser capturados por el gobierno de Sudán. Estas transacciones se hacen con la ayuda de algunos árabes, comerciantes de esclavos, que ya sea por dinero o por humanidad, representan una gran ayuda, y también están arriesgando su libertad en esta empresa. Es justo que aquí se mencione que en algunos casos estas personas no han recibido dinero.

Espero que esta nota les sirva de motivación para seguir indagando sobre estos y otros atropellos que se cometen en el mundo. ¿Qué podemos hacer? Y repito la pregunta inicial, ¿Puede uno luchar en todos los frentes? La respuesta es, no. Pero si podemos solidarizarnos con todo ser humano que sufre, no importa en que lugar del mundo, ni su color, ni su idioma o su sexo.

En diferentes tipos de contiendas por los derechos humanos, podemos escoger un frente y en ese frente luchar. Eso sí, respetando siempre el derecho ajeno. Y para terminar quiero recordar las palabras de un gran luchador por derechos humanos, el Dr. Martin Luther King, Jr., "No es la violencia de unos pocos lo que me asusta, es el silencio de muchos".

Pablo Rodríguez Carvajal

 

La Patria que aprendió a volar

Por Richard Roselló

Tengo ante mí algo que en mucho tiempo ha sido eco de la prensa cubana en el exterior. ¿Cuánto he esperado por este día?

Lo miro, leo, releo. Hasta lo palpo como quien se asegura tener un dril cien en las manos. Es, uno de esos boletines a modo de prensa plana confeccionando por presos político. Si deseo da leerlo más placer da escribir de él. Sobre esa valiosa fuente del acontecer dentro de las cárceles del régimen de Castro.

Ha sido confeccionado en el Combinado del Este de La Habana y tiene una frecuencia de salida mensual. ¿Recursos?. Usan papel, bolígrafo y recortes de textos de periódicos adaptado a sus pretensiones. El resto, echar andar las musas porque la fuente de información está allí mismo. Después de terminado, buscar un correo privado para sacarlo, incluso pagando el riesgo. Ya fuera de prisión, como una hoja volante, trasciende fronteras.

¿Cómo es?. Tiene una manufactura muy cuidadosa. Su formato es de dos hojas tamaño (8x25) pequeña de cuatro páginas. En la cabeza de página: título, logotipo, fecha y organización que lo realiza, además de citas de pensadores.

El boletín se titula La Patria Libre. El diseño integrante es un logotipo que lo identifica: la isla de Cuba con sus aguas encrespadas. Una cinta de alambre púa da idea de encarcelada. Y su parte superior un timbre que anuncia Boletín Oficial Informativo "La Patria Libre" Órgano Oficial del Comité Local Presidio Político Jorge Mas Canosa. La caja de trabajo ósea el emplane del boletín es exquisito. Teniendo en cuenta el lugar y la escasez de recursos. Yo diría que es un alarde al periodismo actual en cuanto a manufactura y edición. Pues hacen mucho con poco y con poco logran mucho. Para resaltar el titular usan unos cintillos tomados de recortes de prensa nacional, así destacan las noticias más importantes.

En el boletín, los géneros del periodismo son diversos. Se leen noticias o nota informativa, reportaje, artículo, editorial, crónica y columnas las cuales se clasifican en informativos y opinativos.

¿Qué mas pedir?. El boletín esta escrito a bolígrafo y a dos tonos de colores: rojo y negro con recuadros de diseños a todo el reborde de las hojas incluyendo columnas en diagonal. He visto otros boletines usar imagen gráfica: fotos y caricaturas. Con ayuda de amigos y familiares, los presos intercambian información con otras prisiones reflejando, en sus boletines, las violaciones de otras cárceles.

¿De que otra cosa puede esperarse de las penitenciarias cubanas? Si no de DENUNCIAS. Estas representan las páginas más vivas de ese medio. Donde se relatan los hechos siguiendo el lead de las noticias.

Al denunciar los atropellos hablan de las cárceles de castigo contra los presos que defienden sus derechos. De las limitaciones de agua suministradas. Filtraciones albañales a través de los pisos perjudicando su salud. Reclaman la entrada de frutas traídas por familias al ser decomisadas por la prisión.

Revelan el estado grave de salud que muchos padecen, así como las malas atenciones médicas. Critican el chantaje a que son sometidos por oficiales internos. Describen la pésima calidad de los alimentos y el no cumplimiento de dieta para diabéticos; amén de la falta de condiciones inhumanas en que viven.

Felicidades a Camilo Pérez, Francisco Chaviano, Adrián Álvarez entre otros, por ese colosal empeño. Con sus esfuerzos y dedicación y con nuestra ayuda incondicional, tanto como la del exilio, el mundo podrá conocer sus realidades.

Felicidades Camilo por tu infatigable trabajo. Por ser caballo de noria, luz y esperanza con los más oprimidos. Sus textos se han convertido en garrotes ideologizantes en la conciencia de los que aman la libertad. Tanto más como el que lucha por poner fin a las persecuciones y encarcelamiento de los presos de conciencia.

Camilo. Todos los caminos conducen a la verdad: LA PATRIA LIBRE.

 

INFORME SOBRE CENTROS PENITENCIARIOS DEL REGIMEN CASTRISTA.

Guantánamo, domingo 10 de marzo de 2002

La dictadura terrorista del autócrata Fidel Castro, tras imponer a los cubanos, como grillete, sus leyes de hierro y reglamentar los sentimientos familiares, degradando la vida civil hasta convertirla en la peor esclavitud, ha creado un sistema represivo extremamente severo e inescrupuloso, el cual mediante el terror ha desarrollado un clima de inseguridad en la población, que influenciada por la aplicación de psicología de las muchedumbres, la mantiene manipulada. Esta tiranía sobre la mente humana que comienza en la edad escolar, deja al cubano tan atolondrado -por la propaganda Castro comunista- que le hace imposible llegar al conocimiento de la verdad.

A pesar que esta dictadura es aplicada en toda la isla, existen provincias donde el monopolio del poder se ejerce con mucho más rigor, siendo la más afectada la provincia de Guantánamo, la cual con una población de 514 121 habitantes posee una población penal superior a los 16 000 reclusos y 60 centros de reclusión penitenciarias entre prisiones de mayor, menor régimen de seguridad y centros correccionales con internamiento para trabajos forzados. Los centros penitenciarios están distribuidos por municipios de la siguiente forma:

EL SALVADOR - MUNICIPIO 14-01

01 - Centro Correccional "La Lola"
02 - Centro Correccional "La Majimiana"
03 - Centro Correccional "Manigüero"
04 - Centro Correccional "El Güiral"
05 - Centro Correccional "San Idelfonso" (Mujeres)
06 - Centro Correccional "San Ildefonso" (Hombres)
07 - Centro Correccional "Jagüeyon"
08 - Centro Correccional "La Victoria"
09 - Centro Correccional "Perseverancia"
10 - Centro Correccional "Sabaneta"
11 - Centro Correccional "Tumbalabana" (Mujeres).
12 - Centro Correccional "Limonar"
13 - Centro Correccional "El Aguacate"
14 - Prisión de mujeres máximo rigor "Tumbalabana"
15 - Prisión de niños de 7 a 16 años "El Jobito"

GUANTÁNAMO MUNICIPIO 14-02

01 - Prisión provincial de Mujeres máximo rigor.
02 - Combinado Guantánamo, con un area aproximada de 6 kilómetros cuadrados compuesto por:
- - - Prisión provincial Máximo rigor (hombre)
- - - Prisión A-500
- - - Prisión de menores, de 17 a 21 años
- - - Prisión provincial militar "La Disciplinaria"
- - - Centro Correccional A-500
- - - Centro Correccional "El Organopónico"
03 - Centro Correccional "El Nípero"
04 - Centro Correccional "La Tagua"
05 - Centro Correccional "Alto del Mango"
06 - Centro Correccional "Santa Catalina"
07 - Centro Correccional "Montgomery"
08 - Centro Correccional "El Yarey"
09 - Centro Correccional "Santa Cecilia"
10 - Centro Correccional "La Cantera"
11 - Centro Correccional "La Sorpresa" auto pista
12 - Centro Correccional "Granja del MININT"
13 - Centro Correccional "Casimba Arriba"
14 - Centro Correccional "San Carlos"
15 - Centro Correccional "Maqueisito" YATERA

MUNICIPIO 14-03

1 - Centro Correccional "La Bamba"
2 - Centro Correccional "Vega Grande" "San Andrés"
3 - Centro Correccional "Caridad de los Indios"

BARACOA MUNICIPIO 14-04

1 - Prisión Provincial máximo rigor de hombre ubicada en Paso de Cuba.
2 - Centro Correccional "El Mosquitero"
3 - Centro Correccional "Loma del Pino"
4 - Centro Correccional "Manglito"

MAISÍ MUNICIPIO 14-05

1 - Centro Correccional "La Mulata"
2 - Centro Correccional "La Máquina"
3 - Centro Correccional "La Ceiba"
4 - Centro Correccional "La Placita"
5 - Centro Correccional "El Veril"
6 - Centro Correccional "Cantillo"
7 - Centro Correccional "Santa Martha"

IMIAS MUNICIPIO 14-06

1 - Centro Correccional "Los Calderos"
2 - Centro Correccional "Yacabo Arriba"

SAN ANTONIO DEL SUR MUNICIPIO 14-07

1 - Centro Correccional "Viento Frío"
2 - Centro Correccional "Puriales de Caujerí"
3 - Centro Correccional "Guaybano"

MANUEL TAMES MUNICIPIO 14-08

1 - Centro Correccional "El Corojo"
2 - Centro Correccional "Ciro Fría" granja estatal
3 - Centro Correccional "Santa Teresa"

CAIMANERA MUNICIPIO 14-09

1 - Centro Correccional "La Jabilla"
2 - Centro Correccional "La Cerámica"
3 - Centro Correccional "Loma de la Piña"

NICETO PÉREZ MUNICIPIO 14-10

1 - Centro Correccional "La Inagua" La Yaya
2 - Centro Correccional "Granadillo"
3 - Centro Correccional "Casimba de Filipina"
4 - Centro Correccional "Maca Arriba"
5 - Centro Correccional "Cabaña" 6 - Centro Correccional "El Caro"

Los centros correccionales concebidos como el sistema de explotación cubano del siglo XX, y principio del XXI, están dividido en dos grupos, los que corresponden a la dirección de cárceles y los que corresponden al Tribunal Popular. Los primeros también son conocidos como fase de granja abierta al preso, donde trabaja en condiciones inhumanas sin recibir salario alguno.

Tanto en los centros correccionales como en las prisiones, el criminal sistema represivo carcelario comete constantes e njustificadas violaciones de los Derechos Humanos que van desde la creación de bandas organizadas de reclusos de alta peligrosidad social, que bajo las ordenes de las autoridades penitenciarias efectúan brutales golpizas a otros presos, fundamentalmente a prisioneros por razones políticas, alimentación escasa, mal elaborada, sin la más mínima higiene sanitaria y en reiteradas ocasiones en total estado de putrefacción, continuas negativas de atención médica a los reclusos, falta de medicamentos y artículos de aseo personal, prohibición de correspondencia familia-recluso y viceversa, hasta el continuo acoso sexual a familiares femeninas de los presos.

Esta informción fue recopilada por Ferdinando Castro de Lardiller. Dada a Martha Tamargo el día 20 de marzo de 2002.

Guantánamo, lunes 14 de enero del 2002

Listado parcial de presos políticos en el combinado de Guantánamo

1.- Mariano Antomachin Rivero
2. - Nicolá Estrada Castellanos
3. - Jorge Cardona Valdés
4. - Andrés Betancourt Montoya
5. - Armando Tamayo Quiñónez
6. - Feliciano Portuondo Martínez
7. - Orlando Fernández Pérez
8. - Rafael Perera Gómez
9. - Oreste Armora Portuondo
10. - Eliécer Cruz Tamayo
11. - Daniel Martínez Domínguez
12. - Julián Figuera Guzmán
13. - René Cabrera Rojas
14. - Yordys Bles Ruiz
15. - Yobanis Martínez Montedeoca
16. - Jesús Samón Matos
17. - Alexander Boloy Zamora
18. - Alexis Muñoz Rodríguez
19. - Alexander Gil Cruz
20. - Ernesto Rojas Gamez
21. - Jorge Álvarez Sánchez
22. - Rodolfo Bartelemí Cobas
23. - Masao Betsumizs Navarro
24. - Randy Cabrera Mayor
25. - Ernesto Lucas Corral Cabrera
26. - Santiago Cutido Aguilera
27. - Luis Mariano Delia Utria
28. - Carlos Luis Díaz Fernández
29. - Arístides Ramón Salgado Corrales
30. - Pedro Ismael Serra Abreu
31. - Juan Carlos Fonseca Fonseca
32. - Bernardo Fernández Abreu
33. - Eugenio Sánchez Ang.
34. - Andrés Arias Pisarrosa
35. - Alexander Lobaina Jiménez
36. - Yanel Dupuy Aguilar
37. - Carlos Manuel Gutiérrez Grella
38. - Julián Hernández López
39. - Jorge Luis Larrazábal Zulueta
40. - Andrés Leyva Telles
41. - Ivo Ángel Maycheco Arriba
42. - Antonio Márquez Urquia
43. - Yoander Mora Rivero
44. - Rolando Oramas Céspedes
45. - Yorquis Pinada Laurencio
46. - Néstor Rodríguez Lobaina
47. - Alberto Martínez Martínez

 

"MAS ESCLAVIZADOS QUE BELLOS"
Por Rogelio M. Menéndez Díaz

18 de enero de 2002

(La Habana, Cuba) - La relación difícil del régimen comunista de La Habana con la niñez y la juventud está determinada por la necesidad del estado en poner barreras al fermento más puro de la sociedad. Cada niño cubano, desde que nace y luego a través de todas las etapas de su desarrollo, es vigilado y coartado por el estado directamente con sus instituciones y de forma indirecta a través de un laberíntico sistema de interacciones con organizaciones denominadas retórica y eufemísticamente "no gubernamentales".

El régimen comunista ha robado la fantasía de los niños y la ilusión de los adolescentes y jóvenes. Mucho se ha hablado de cómo el régimen ha multiplicado, desde 1959, establecimientos correccionales para niños y jóvenes en vez de cines, teatros y lugares de esparcimiento ¿Por qué? Una sola respuesta: la marginalidad creciente, la delincuencia, la prostitución y otros males sociales por la inmoralidad del régimen comunista que han tomado cuerpo en la niñez.

Una niñez esclavizada, y de mucho sufrir por no poder obtener ni juguetes, ni zapatos. Niños que han desertado de sus aulas porque sus padres son personas de muy bajos ingresos y no pueden comprarle en tiendas recaudadoras de divisas convertibles (dólares estadounidenses). Las distancias en su medio rural son largas, quizás demasiado para recorrerlas descalzos. Una niñez esclavizada, y falta de alimentos para su verdadera nutrición. Niños, que después de sus siete años de vida no obtienen leche y se dirigen a sus escuelas sin desayunar. A sus padres se les dificultan igual su compras en divisas (dólares) ¿qué hacer?. No hay otra respuesta que Cuba ¡sin Castro!.

Las duras condiciones económicas impuestas en la isla por los castristas en su afán de perpetuarse en el poder, las sufren los niños cubanos que han querido buscar libertad, como ejemplos Alberto Vásquez y Maikel Fonseca en la Habana. Desde su adolescencia creyeron poder romper su yugo en el tren de aterrizaje de un Jet de las líneas aéreas británicas y pagaron con sus vidas el intento. Años atrás otros adolescentes desde ametralladoras antiaéreas de las conocidas como "4 bocas", murieron convencidos de que podrían vencer aviones de guerra en duelos singulares, porque para un adolescente es fácil creerse inmortal.

Albero Vázquez y Mykel Fonseca y cientos de miles, millones de nuestros niños y jóvenes han nacido con sus tiernos cuellos consagrados al yugo totalitario. Un poeta cubano, que amó la libertad y a los niños de su tierra, escribió para ellos, quiso que fueran libres en su propia tierra, la tierra de Martí. ¡Sí, nos referimos a José Martí: soñó la libertad de los niños no del yugo del socialismo. Los niños cubanos esperan la apertura del derecho a soñar, cuando el santo y seña de la libertad regrese a nuestra tierra.

FIN

Rogelio Manuel Menéndez Díaz, Presidente "Municipios de Cuba, Derechos Humanos" Datos aportados por: Juan González Febles, periodista independiente.

 

"INCIERTA NOCHE BUENA Y PASIVA NAVIDAD"
Por Luis Torres Cardosa

Donde pequeño mis padres me enseñaron, que los 24 de diciembre se conmemora el nacimiento del niño Jesús, por tal motivo se reunía la familia para juntos realizar la cena de noche buena. Los alimentos eran abundantes, encabezados por un apetitoso cerdo asado en púa, era la tradición campesina, al final variadas golosinas; manzanas, uvas, peras, nueces, avellanas, higos, turrones importados hacían las delicias de grandes y chicos. Al día siguiente, la conocida pascua, se realizaba un culto religioso en la iglesia Bautista de la localidad durante toda la tarde.

Cuatro décadas después han pasado y aquellos recuerdos están frescos en mi memoria; la Iglesia decorada con un árbol de navidad, que tenía muchas estrellitas adornadas de papel brillante. También colgaban de la pared láminas de colores, alegóricas a la fecha; la pared del fondo adornada como un cielo estrellado y una estrella bien grande recordando la que guió a los Reyes Magos hasta el pesebre donde se encontraba el niño.

Durante la jornada vespertina los niños nos trasladamos imaginariamente hasta Belén de Judea; lo más atractivo eran las representaciones, el pesebre, la Virgen Maria, José, el niño Jesús envuelto en paños sobre la hierba seca, los Reyes Magos guiados por la estrella, todo aquello hacia volar nuestra imaginación.

Al final de la tarde y parte de la noche, las visitas familiares y de hermanos de la Fe, dulces en almíbar para todos, y hasta un asado de cardo recalentado para los más voraces.

La Caridad, barrio donde reinaba la Fe cristiana y el amor fraternal, enclavado en tierras realengas del hoy municipio El Salvador, provincia de Guantánamo. Allí se encuentra el templo con sus paredes de maderas viejas y el techo de zinc oxidado, como testigo de una generación y una época Bendecida por Dios. Gentes de mucha Fe y alta moral.

Allí perdida en la geografía ha quedado la tierra, lugar de mis ensueños, donde crecí subiendo y bajando laderas abruptas y entre extensos cafetales. El cultivo de café era la economía fundamental de los campesinos en la comarca.

Cuarenta años han pasado y al llegar el fin de año en la época de Castro, las fiestas Navideñas sólo son un recuerdo del pasado.

Cuando comento sobre estas cosas con los muchachos de mi tiempo a veces surgen interrogantes que son fáciles de contestar.

-¿Qué pasó con la tradición?
-¿Quién estaría interesado en acabarla?

No recuerdo exactamente cuando sucedió, seria por los años sesenta y pico, cuando paso a paso se fue perdiendo la costumbre. Alguien empezó a enseñar en las escuelas que el hombre previene del mono, que no es cierto lo de Adán y Eva, y lo de Jesucristo; "pura leyenda Bíblica".

Recuerdo que se mofaban del que profesara la Fe cristiana, y de buenas a primeras cambiaron el puerco asado y las golosinas por una caldosa colectiva; la noche buena transferida para el 28 de septiembre y la cena familiar para un tumulto que a veces hasta disgusto crea entre los vecinos, porque la carne está de vacaciones.

Cómo hombre de honor que siempre deseo ser nunca digo mentiras, como tampoco es incierto que el 28 de septiembre del 2001 en un barrio montañoso llamado Jaragueca del municipio Songo La Maya, provincia de Santiago de Cuba, una Señora acabó con la vida de un Cederista llamado Mariano. Según transcendió, al repartir la caldosa cayo un pedacito de carne en el jarro de la víctima y la señora señalada lo sacó con el cucharón, lo que provocó una discusión que devino en una riña en la que la agresora propinó un fuerte golpe con una piedra en la cabeza de Mariano, quien falleció en el acto ¡Que vergüenza! Nunca he oído que en una fiesta familiar ha sucedido algo parecido.

También, al día de año nuevo le llaman día de la victoria, pero para que nadie lo celebre según la tradición, la fiesta se transfiere para el 26 de julio. Según el gobierno, día de la Rebeldía Nacional, a pesar que esta fecha debiera ser de luto; todos sabemos lo que sucedió.

En la actualidad el nacimiento de Cristo Jesús es "solo una historieta religiosa" y gran cantidad de niños desconocen que un 24 de diciembre hace más de dos mil años, allá en un humilde pueblito del lejano oriente, nació El Salvador. Sólo en aislados hogares arman sus arbolitos de navidad y los fieles acuden a las iglesias de las ciudades para recordar el importante suceso. La cena, es cuestión de posibilidad. Ante la profunda crisis económica que absorbe a los isleños, un gran porciento de las familias cubanas no pueden realizar el sueño de juntarse para unidos devorar un apetitoso puerco asado; tampoco se venden aquellas golosinas que jamás faltaron en los fines de año.

Recuerdo que todo aquel ambiente Navideño culminaba el 6 de enero con el día de los Reyes; todos buscábamos hierbas frescas para los cansados camellos, que venían desde el lejano oriente cargados de juguetes para los niños cubanos. Tampoco podía faltar el agua porque estos animales debían traer mucha sed.

No sé por qué los Reyes Magos no vienen en la actualidad, debe ser que como ahora se necesitan visas para entrar, alguien se las esté negando, o quizás tengan miedo de que los juguetes sean decomisados en la aduana general de la república, para luego venderlos en las tiendas de recaudación de divisas. Lo cierto es que los niños cubanos no reciben juguetes de Melchor, Gaspar y Baltasar; en su defecto el gobierno trasladó la fecha para el 4 de abril, donde los Reyes Comunistas siempre tienen algún problema y para tapar la falta realizan actividades colectivas.

Cuando entrelazo mis pensamientos entre el pasado y el presente siempre me pregunto:

-¿Qué sucedió con la Navidad?
-¿Volverán algún día estas celebraciones?

Sólo espero que no pase mucho tiempo para que los cubanos de hoy puedan desfrutar de aquella felicidad que nos absorbía cuando éramos niños.

Mientras tanto los hijos de esta tierra tendremos inciertas Noches Buenas y Pasiva Navidad.


Luis Torres Cardosa, periodista independiente. Es corresponsal de Lux Info-Press. Reside en Guantánamo. Dado a Martha Tamargo el día 4 de enero de 2002.

 

Publicado el martes, 25 de diciembre de 2001 en El Nuevo Herald

Guerrilleros sin corazón

Las lágrimas me corrieron. Mi esposa y mis hijos no pudieron contener su consternación. ¿Acaso lloró usted, señor Marulanda? Porque, como colombiano, debería sentir más de cerca el drama de su país, especialmente el de sus niños.

Yo no soy compatriota suyo, pero no importa el centímetro de tierra que me vio nacer. Lo importante, en estos momentos, sería que el mundo civilizado no olvide la horrorosa decisión de unos hombres, que supuestamente luchan por elevar a Colombia hacia un estado superior de justicia, de darle la más cruel de las muertes a un niño, su muerte emocional, pues su muerte natural ya era irremediable.

Yo no sé de las negociaciones que tuvieron lugar con el gobierno colombiano, pero ante el clamor no ya nacional, sino mundial, éste no era un tema para negociar. Era un asunto estrictamente humanitario, donde el protagonista era un inocente niño, cuyo sueño fue truncado por la obstinada intransigencia de los que ven la política como superior al humanitarismo y a la compasión. El humanitarismo, señor Marulanda, a diferencia de la política, no conoce fronteras y si usted lo que busca es materializar sus aspiraciones políticas, siento decirle que perdió una oportunidad irrepetible de anotarse una victoria ante su pueblo y ante el mundo, con sólo permitir que el padre de Andrés Felipe hubiera despertado a su hijo agonizante.

En su corazón, señor Marulanda, quedarán cinceladas (no cabe otra palabra para su corazón de piedra) las ya inmortales palabras de Andrés Felipe: ``Despiértenme cuando llegue mi papá''.

Nelson Oliva
liceta98@yahoo.com

© 2002 El Nuevo Herald y servicios de agencias.

************************************************************************************************

PROYECTOS y/o PROPUESTAS

Noticias RSS

[Valid RSS]

Add to My Yahoo!

 

Artículos RSS

[Valid RSS]

Add to My Yahoo!

 

Revista De Cuba
(necesita Adobe Reader)

 

Derechos de Autor - PayoLibre no reclama exclusividad de sus colaboradores. 

Autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.
 

Producido por Pablo Rodríguez Carvajal - payo@bellsouth.net - Copyright © 2003  PayoLibre.com
 

Miami, Florida, USA.  All rights reserved / Todos los derechos reservados

Site Meter